Espacios Espacios Espacios Espacios

18 mar. 2018

[Reseña] Tres te odio y un te quiero



A día de hoy tengo todas las novelas de Mabel Díaz leídas y aunque sus historia no son de mis favoritas sí que me hacen pasar un buen rato y me entretienen. En cuanto vi que se  publicaba otra nueva novela quise leerla, además porque la sinopsis tenía muy buena pinta. Tuve la suerte de que me tocara en el sorteo de la editorial así que ahora puedo traeros mi opinión.

Tres te odio y un te quiero nos cuenta la historia de Natalia, quien se acaba de mudar a su nueva casa junto a su mejor amiga Elena. Tiene un novio "perfecto", un trabajo que la apasiona y una vida tranquila. Hasta que conoce a su vecino... Rubén odia a las Barbies como Natalia y la relación que habrá entre ellos será de todo menos amistosa. Sin embargo, lo que sí que hay en gran intensidad es tensión sexual. Cuando más bronca hay entre ellos más grande e insoportable se hace la atracción. Del odio al amor solo hay un paso y Natalia y Rubén van a descubrirlo de un sólo golpe. Sin embargo, todo no va a ser perfecto por lo que para ello tendrán que dejar de lado los prejuicios y los secretos que pueden acabar con todo.


—¿Sabes? —comentó a hablar Rubén, con ella acomodada en su pecho y los tatuados brazos del fisioterapeuta rodeándola—. Tenía prisa por verte, por tenerte entre mis brazos. Este fin de semana en Burgos me he dado cuenta de que cuando tú estás lejos no me late el corazón.
—Es lo más bonito que me han dicho nunca —susurró Natalia, emocionada por las palabras del joven rubio.


Tenía muy claro que esta no iba a ser la historia de mi vida cuando empecé a leerla porque tiene una trama que ya he leído antes y que está llena de clichés. Es más, mi madre, que ya se la había leído antes que yo, opinaba lo mismo. Esta historia es tan simple que podría haberla escrito yo sin problemas. No tiene profundidad alguna y las cosas que van ocurriendo no son nada sorprendentes, son  bastante predecibles. Esto no significa que no me haya gustado, al revés, Mabel Díaz es capaz de crear una novela de este estilo y además no dejarte escapar hasta que acabes de leerla al completo porque, al fin ay al cabo, cuando ya estás metido en la historia sólo quieres seguir leyendo. Tiene una forma de atrapar al lector para que quiera saber más y más a pesar de la linealidad de los sucesos. Suelo coger este tipo de historias, sobre todo, para pasármelo bien y disfrutar un rato y la verdad es que con estas los consigo así que sí buscáis una gran historia con la que reflexionar no la vais a encontrar. Luego, la historia está narrada desde la tercera persona pero vamos a poder saber en todo momento que pasa por la cabeza de los personajes. Ha sido un acierto porque las personalidades de los protagonistas son muy distintas entre ellos y es perfecto saber qué piensan cada uno de ellos en según qué momento.

Vayamos ahora con los personajes:
Empecemos con Natalia, que se acaba de mudar junto a su mejor amiga Elena a un adosado. Su vida es perfecta hasta que conoce a los que serán su vecinos y a partir de ahí todo cambiará por completo. La tensión que hay entre ella y Rubén es enorme pero no podrían ser más polos opuestos. Aunque el amor es mucho más fuerte, ¿verdad? Este personaje no empezó con muy buen pie conmigo. Se nos presenta como una pija llena de prejuicios y sin filtros, incapaz de caer bien a nadie. La verdad es que le estaba cogiendo una tirria horrible porque cada vez que abría la boca era para soltar una barbaridad. Aun así, la historia no estaba mal del todo así que seguí leyendo y le di otra oportunidad. Pues bien, conforme van avanzando las páginas parece ser que la vida la pone en su sitio y se va dando cuenta de la actitud que llevaba. Cambia radicalmente y nos encontramos con una chica mucho más respetable y cercana (aunque un poco tonta sí que sigue siendo...)
Y luego tenemos a Rubén, el vecino "perroflauta" de Natalia, que odia las "Barbies" sin corazón como ella. Sin embargo, no puede evitar la conexión que hay entre ellos y a pesar de su pasado intenta darle una oportunidad al amor. Este personaje sí que me ha gustado dentro de la novela, al menos, más que Natalia, sobre todo, por los toques tan especiales y divertidos que tiene. Es cabezón como él solo pero a la vez sabe ser lo más dulce del mundo. Me lo he pasado muy bien leyéndole porque en ningún momento me he aburrido y su historia me ha parecido muy interesante. 


—Una vez te prometí que velaría por tus sueños y que, cuando despertases, te ayudaría a cumplirlos.
Natalia se sobresaltó al oír a Rubén, y el vaso que tenía en la mano a punto estuvo de estrellarse contra el suelo. Pero lo detuvo poniendo la otra mano en la base.
—También te prometí que envejeceríamos juntos. Esa primera sigue en pie.


Cuando el libro me llegó a casa nunca me imaginé que fuera a ser tan extenso. Tiene unas quinientas páginas y en físico es un tocho considerable. Al empezarlo tuve la sensación de que se me iba a hacer un poco pesado porque el principio es lento e introductorio, sin embargo, en cuanto entras en materia se vuelve mucho más ligero y adictivo. Además, no tiene una trama para nada complicada así que se lee bastante rápido. Yo, a pesar de que fuera largo, no he tardado demasiado en terminarlo. Los capítulos son cortísimos (cuenta con 99...) por lo que también es algo que ayuda mucho a pasar páginas. Luego, el romance que se crea entre Rubén y Natalia ha tenido sus cosas buenas y sus cosas malas. Por una parte, todo pasa muy deprisa y apenas se conocen cuando inician la relación. Natalia deja cambia su vida por él en un momento y no me ha parecido nada real. Y en cambio, sí que ha tenido momentos muy tiernos y dulces que me han gustado mucho. En general, Tres te odio y un te quiero es una historia para pasar el rato y poco más porque no se profundiza en casi nada y tiene una trama muy llana.

Y por último, el final me tuvo intrigada en el sentido de que no ocurre el momento de inflexión hasta casi las últimas páginas por lo que, en negativa, tengo que decir que todo se resuelve de una forma bastante abrupta y por el camino fácil. Sí que es cierto que no esperaba un final que revolucionara la novela pero sí que podría haber esperado que se resolviera de una forma más pausa y con argumentos más creíbles.

En definitiva, Tres te odio y un te quiero es una novela con una trama y unos personajes bastante simples y sin profundidad pero que a pesar de esto me lo han hecho pasar bien y la autora ha sabido mantenerme enganchada a las páginas. Seguiré leyendo lo que venga de Mabel Díaz porque sus novelas me ayudan a divertirme y desconectar.


¿Lo habéis leído? ¿Os llama la atención? 😊😊
¡Dejadme un comentario y os leo! 💗💗

6 comentarios:

  1. Me gusta la portada, muy divertida, la trama no pinta mal pero de momento no estoy leyendo nada de romance contemporáneo, a ver si vuelven mis ganas.

    Besos =)

    ResponderEliminar
  2. Hola!!
    Pues no pinta nada mal, me lo apunto para cuando me apetezca leer algo del género.
    Un besito :)

    ResponderEliminar
  3. Hola bella! El libro no se ve mal, pero he dejado de leer este género precisamente por lo repetitivo que suelen ser entre sí los libros. Este no se ve tan diferente a lo que ya he leído, así que prefiero darle la oportunidad a otros que tengan una propuesta más original.
    Besos!

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola guapísima!

    No me suena a nada que no haya leído ya, no me logran embaucar estas historias...sorry.

    Besitos cielo.

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola amor!

    La verdad es que la trama está bastante manida, aunque yo en ciertos momentos, suelo disfrutar de todas formas con estas historias. Para meter entre lecturas más intensas son perfectas, son muy simples y te ayudan a equilibrar un poco. Me la apunto para esas ocasiones xD

    Un beso enorme ♥

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola preciosa!
    Dios lo de tiempo que paso por aquí y la de entradas que me he perido y eso no me gusta nada porque tus reseñas son las que más espero porque siempre me traes libros que quiero!!!
    Como este, y justo lo vi en la feria del libro de mi pueblo pero lo dejé atrás por no saber mucho sobre él pese a que me atraía su sinopsis, si llego a ver esta entrada antes juro que se viene conmigo porque como sabes, no me importa una historia cliché si puede entretenerme y hacerme pasar un buen rato y este libro tiene toda la pinta.
    Me alegro de que te haya gustado a pesar de su sencillez y la extensidad (que doy fe que es un buen tocho jejeje).
    Gracias por la reseña corazón.
    Un besazo enorme.

    ResponderEliminar