Espacios Espacios Espacios Espacios

15 ago. 2017

[Reseña] No lo llames amor



Noelia Amarillo había sido una de las autoras de las que me habían hablado muy bien y de la que me habían recomendado que leyera algo suyo porque es muy de mi estilo. Apunté algunos libros para leer pero, como siempre me pasa, acabo posponiéndolo. Sin embargo, cuando al editorial me ofreció esta nueva historia no pude decir que no y me aventuré con ella. Ahora me arrepiento de no haber leído a esta autora mucho antes.

Natalie Dormer
No lo llames amor nos cuenta la historia de Eva Borrego, principalmente porque habrá muchos más personajes de lo que saber, que vive en una comunidad de vecinos de lo más especial y peculiar. Habita en la que era la casa de su abuela, de quien estuvo cuidando lo últimos años. Su día a día consiste en estudiar para unas oposiciones, cuidar de las hijas de su amiga por las mañanas y trabajar en el Consumo Placer los fines de semana. A esto se le añadirá los encuentros que tiene con el hijo pródigo, Adán, que no es más ni menos que el nieto de Dolores Vega-Sombría, la enemiga por excelencia de los Borrego. A partir de ahí todo se tornará en líos de comunidad en los que aparentemente, y sin prueba alguna, un vecino está haciendo fechorías de muy mal gusto, Eva y Adán creen que lo que tienen es atracción física cuando en realidad se están mezclando sentimientos, Gala, que odia a los hombres, se ve metida entre dos y Cruz, un gay con mucha pluma, se plantea si su pareja de verdad lo quiere o solo disimula muy bien.


Repasando esto últimos meses, puedo decir sin temor a equivocarme que he aprendido cinco cosas importantes.
La primera: que no debo hacer caso de todo lo que leo en Internet.
La segunda: que el amor es imprevisible, puñetero e inoportuno. Pero también maravilloso y alocado.
La tercera: que, por mucho que te esfuerces, lo sueños no siempre se cumplen.
La cuarta: que cuando un sueño se acaba siempre hay otro que lo sustituye.
La quinta: que quien no se arriesga nunca tiene posibilidades de ganar.


Cuando el libro me llegó a casa me sorprendió muchísimo la cantidad de páginas que tenía. No me dio por mirarlo en la página de la editorial y me pregunté acerca de todo lo que Noelia Amarillo nos iba a contar en todas ellas porque le tenía mucha curiosidad. Lo primero que noté del libro fue que hay de todo un poco y es imposible aburrirte con él. Luego, podemos encontrar dentro de él miles de tramas que se van intercalando y con las que no hay forma de perderse en ellas porque se distinguen muy bien. Me lo he pasado de maravilla pudiendo leer la historia de cada uno de los personajes que hay y lo geniales que son. En algunos momentos he llegado a pensar, incluso, que estaba leyendo a Megan Maxwell porque Noelia Amarillo tiene una forma de escribir que me ha recordado mucho a ella y que ha hecho que disfrutara el doble de la novela. Su narración es muy divertida y directa, con los detalles justos y llena de diálogos hilarantes que han hecho que estuviera pegada a sus páginas hasta terminarlo. Y ya, como narrador tenemos una tercera persona pero en algunos momentos, sobre todo, a principio de capítulo y mitad, tenemos reflexiones en primera persona de Eva y aquel quien está poniendo la comunidad patas arriba. Que todo este narrado en tercera persona ayuda a poder introducir muchas más historias de otros personajes y convertirlos a todos en protagonistas, algo que me ha gustado porque todas las tramas me han gustado mucho y no me ha parecido una mejor que la otra.

Vayamos ahora con los personajes, con los que espero no extenderme mucho porque son unos cuantos.
Empecemos con Eva, un personaje que me ha gustado desde el principio por su personalidad arrolladora y sin pelos en la lengua. Una mujer de armas tomar y que sabe lo que quiere en la vida, sin dejar que nadie se lo impida o la aleje de ello. Con un corazón enorme, me ha ganado por completo durante toda la novela. Es divertida hasta decir basta y no se calla ninguna. Es más vulnerable de lo que hace creer y eso me ha hecho cogerle aún más cariño y verla como un personaje más real. 
Luego tenemos a Adán, un personaje del que desde el principio hay mucho misterio pero que luego da mucha guerra durante el libro. Sin duda, da mucho juego dentro de la historia y cuando él y Eva se juntan es de lo mejor que he leído en mucho tiempo. Su personalidad me ha llamado mucho la atención por las distintas facetas que puede llegar a tener. En un momento puede ser de lo más divertido, relajado y atento que al siguiente está distante, alerta y es más frío que el hielo. Conocerlo a fondo ha sido muy interesante y merece mucho la pena porque ha sido un personaje que he disfrutado leyendo desde el principio hasta el final.
Gala, una de las mejores amigas de Eva, es el único personaje que no me ha convencido del todo dentro de la novela por la actitud que tiene en ella. Está divorciada y odia a la especie masculina por lo que les tiene hecha la cruz a cualquier hombre. En algunos momentos no entendía sus salidas de tono a pesar de que fuera cosa de su personalidad y no he llegado a conectar con ella como esperaba. Eso sí, es divertida hasta hartar.
Y ya terminamos con Cruz, un gay con mucha pluma ya mayor que vive con su pareja que aún no ha salido del armario. Este personaje es una total y auténtica maravilla, sin ninguna duda. Me lo he pasado increíblemente bien leyendo su historia y en más de una ocasión he soltado una lágrima. Si leéis este libro os va a enamorar por completo como lo ha hecho conmigo. Tiene una soltura de lengua que es digna de presenciar y que es lo que más me ha gustado de él.



—Lamento que te haya sentado mal lo que he dicho, sólo pretendía hacerte sentir bien —se defendió Calix.
—No necesito nada ni nadie para sentirme bien —replicó ella—. Entérate, chaval: si quiero la luna, no se la pido a ningún hombre, por muy bueno que esté o muy galante que sea. Me la bajo yo solita.
—Ya lo veo. Perdona por ser amable contigo —masculló él enfadado.



Como ya mencioné antes, el libro tiene sus buenas casi seiscientas páginas y, aunque en un primer momento me sorprendió luego, a medida que lo iba leyendo, lo agradecí porque no quería que se acabase. Que la novela mantenga siempre su lado divertido y cómico es lo que más me ha gustado y lo que más he destacado de ella ya que creo que no hubiese sido lo mismo sin ese toque la autora ha sabido darle a la perfección. Por otra parte, hay bastante romance dentro de la historia lo que empecé a tomar con precaución debido a todo el instalove que hay en el panorama actual. Sin embargo, en No lo llames amor me he encontrado con parejas que se descubren a ellos mismos y lo mucho que se quieren a base de verdades como templos y parejas que son capaces de ver que más allá de la atracción física está naciendo algo más que es complicado de sobrellevar pero que merece la pena. Sin duda alguna, me he llevado una grata sorpresa con este libro porque en absoluto me lo esperaba así. Espero leer más de Noelia Amarillo y que sea más pronto que tarde porque estoy segura de que voy a disfrutar de ella.

Y por último, el final es lo que puede que me haya decepcionado un poco. Os lo explico. La novela cuenta con un misterio que va sucediendo poco a poco y del que cada vez quieres saber más. Sin embargo, con los pequeños fragmentos que están en primera persona se puede casi saber desde muy temprano de quien se trata. Creía que iba a ver un giro de trama pero no lo hubo y me quedé un poco descontenta. En cambio, esto fue para una parte del libro, de la otra estoy my contenta y me ha gustado como ha finalizado todo.

En definitiva, No lo llames amor es una novela que aunque pueda intimidar por su grosor se leer en un suspiro gracias a la divertida y alocada trama que tiene. Con unos personajes muy variopintos y llenos de sorpresas que harán que no puedas despegarte de sus páginas por saber que ocurre dentro de esa comunidad de vecinos. Sin duda es una historia que recomiendo leer a todo el mundo, sin distinciones.


¿Habéis leído esta historia? ¿Y a Noelia Amarillo? 😉😉
¡Dejádmelo en los comentarios y os leo! 💖💗

11 ago. 2017

[Wishlist] Novedades que quiero para después de verano

¡Hola a todo el mundooooo! 🌍

Hoy os traigo una entrada que hace mucho pero que mucho tiempo que no hago y es que resulta me voy una semana de viaje ❤ y no he leído lo suficiente como para poder tener dos reseñas para estos días así que haremos un break 😍 y os enseñaré esas novedades que vienen desde septiembre hasta finales de año y que me muero por leer sí o sí (ahorros, temblad jajajaja), que además no son pocas eh 🙈

¿Empezamos? ¡Vamos allá! 👐

1. Perfect de Alison G. Bailey (Planeta), 05/09
2. Presidente de Katy Evans (Principal de libros), 06/09
3. La Oportunista de Tarryn Fisher (Neo), 25/09
4. Ladrones de libertad de Iria y Selene (Nocturna), 25/09




5. Working girl de Shana Gray (Titania), 04/09
6. Invierno en Las Vegas de Andrea Izquierdo (Nocturna), 09/10
7. Cherry de Lindsey Resin (La Galera), 20/09
8. Gus de Kim Holden (Oz), ??/10

9. Una corte de alas y ruina de Sarah J. Mass (Cross Books), 21/11
10. Siempre Blue de Amy Harmon (Oz), 27/09
11. El día que dejó de nevar en Alaska de Alice Kellen (Titania), 9/10
12. Desafiando las normas de María Martínez (Titania), 6/11

13. El señor de las sombras de Cassandra Clare (Destino), 3/10
14. Yo soy Eric Zimmerman de Megan Maxwell (Esencia), 7/11
15. Driven. Cegados por la pasión de K. Bromberg (Principal de libros), ??/10
16. El silencio bajo el agua de Brittainy C. Cherry (Principal de libros), 20/09

¡Y hasta aquí la entrada de hoy! 😃 Seguro que me dejo más de una novedad que quiero pero estas son las principales. Espero que os haya gustado y nos leemos muy pronto 👋
¡Dejadme en comentarios qué novedad esperáis con más ganas! 💗