Espacios Espacios Espacios Espacios

13 jul. 2018

[Reseña] Traviesa criatura sensual



Después de que Dulce chico indecente (reseña aquí) no fuera lo que me esperaba he vuelto a probar suerte con su continuación. Estaba deseando leerla, sin embargo, al principio tenía ese pequeño temor a que volviera a repetirse lo mismo que en el primero. Tenemos personajes diferentes por lo que iba un poco más esperanzada con esta historia y al final ha acabado sorprendiéndome muchísimo. 

Traviesa criatura sensual nos cuenta la historia de Harlow, quien al igual que su mejor amiga Mia se casó en Las Vegas con Finn. En cambio, ellos anularon el matrimonio en seguida. De vuelta a la rutina, Harlow y Finn saben que la atracción que tienen es enorme por lo que quedan como amigos con derecho a roce cuando se encuentren de vez en cuando. La primera ocasión para ello será al Finn quedarse con Oliver unas semanas debido a su trabajo. Con el paso del tiempo, Finn verá en Harlow más que una chica con la que pasar una noche. Harlow por su parte, se refugiará en él para olvidar sus problemas. Y es que la tensión y los sentimientos se verán muy implicados.


Finalmente respiro tranquila y estoy en ese delicioso punto, al borde del sueño, en que el mundo entero es perfecto.
—Eres tú —me susurra, y me besa el pelo.
«Eres tú.»
Y de repente, entro en una espiral mental, imaginando todas las cosas que puede haber querido decir con eso. Sin embargo, me lo explica en seguida.
—Quiero ser bueno contigo. —Me da la vuelta para que lo mire y me besa antes de admitir—: Solo soy así de bestia follando por ti.
—Creo que acabo de darme cuenta —le susurro.
—Quiero decir que te amo a lo bestia —me aclara.


La verdad es que no esperaba demasiado de esta segunda parte, sin embargo, sí que tenía esa pequeña esperanza de que mejorara la decepción que me llevé con el anterior. Lo empecé totalmente a ciegas ya que apenas leí la sinopsis para no condicionarme y, además, los personajes que son ahora protagonistas apenas tienen intervención en el primero y no se nos cuenta mucho de ellos, por lo que los descubrimos al completo en este libro. Primeramente, el comienzo me fue totalmente adictivo y en muy poco tiempo me vi pasando página tras página sin apenas pestañear. La trama me atrapó de una forma maravillosa gracias a que estaba disfrutando mucho de los personajes, la historia, la pluma de la autora... La novela no se queda corta y tiene todo tipo de escenas, tanto cómicas como intensas o reflexivas, sin dejar de lado alguna que otra escena sexual. En mi opinión, esta continuación está mucho más trabajada y es, para mí, mucho más realista, lo que ha hecho que se asemeje más a lo que yo quería encontrar al leer esta nueva saga de libros de Christina Lauren. Su pluma vuelve a ser muy simple pero a la vez muy adictiva. En este caso, la forma de escribir de la autora no cambia y me sigue gustando mucho, tan sólo he visto que todo está mejor llevado y centrado por lo que se vuelve un plus. Y luego, en este caso nos encontramos dos voces dentro de la historia, Harlow y Finn, que nos contaran su propia versión de los hechos, una muy buena idea cuando los dos personajes gustan por igual.

Vayamos ahora con esos personajes de esta novela:
Empecemos con Harlow, quien tras anular su matrimonio (de locura) con Finn sabe que lo sí que tienen ambos en una atracción sexual imposible de evitar. Por ello deciden verse cada vez que pueda, sin embargo, los sentimientos son muy traicioneros y acabarán apareciendo. Este personaje me ha gustado muchísimo más que el de Mia. He conectado con ella desde el principio y su personalidad tan peculiar me ha atrapado. Todo el desarrollo que va teniendo a lo largo de la historia tiene su porqué y en todo momento la he sentido un personaje bien profundo y cercano. Tiene sus momentos tanto de fortaleza como de vulnerabilidad que me ha gustado mucho como han sido llevados porque no pierde su esencia. Sin duda, ha sido un personaje que ha mejorado en muchos aspectos la novela y que merece mucho la pena descubrirla.
Y luego tenemos a Finn, quien está preocupado por el negocio familiar y se desfoga de él con la compañía de Harlow, tanto emocional como sexualmente. La aprecia mucho como amiga pero las emociones van a hacer acto de presencia y va a peligrarlo todo. Este personaje me ha sorprendido mucho porque de lo poco que sabes de él en el primer libro podemos encasillarlo como el chico prepotente y chulo de la saga, sin embargo y a pesar de que en algún que otro momento me sacara de mis casillas, ha sido una maravilla poder descubrir todo lo que esconde. Además, ayuda mucho que haya capítulos narrados desde su perspectiva. Su desarrollo se hace notar tanto como el de Harlow y me ha gustado mucho como va evolucionando a lo largo de las páginas, sobre todo, con respecto a sus sentimientos.


—Se me hace raro irme, aunque sólo haya pasado aquí un par de semanas —dice, ajeno a mi mirada lasciva, devolviendo el sedal al agua. Despejo la niebla de mi lujuria por Finn y me dispongo a escuchar lo que quiere decirme. Me parece, viéndolo hoy, que no quiere nada más que volver a su vida en el mar.
—¿Raro? ¿En qué sentido?
—No creo que me gusto no poder verte siempre que quiera —me responde, para mi sorpresa.


Esta continuación tiene menos páginas que su primera parte y, aunque me hubiera gustado que no fuera así, no he notado que le hiciera nada de falta. Digo esto porque la autora se ha centrado en aquello que tenía que contar y no se ha extendido en detalles sin importancias que no tuvieran relevancia en la historia. Todo se ha ido desarrollando de una forma muy ágil para que la lectura se haga muy ligera y sin sensaciones de pesadez. Además, los capítulos eran bastante cortos y te incitaban a leer uno tras otro, sin parar. Luego, por otra parte, el romance entre Harlow y Finn ha sido, hasta el momento, el que más he disfrutado. Me ha gustado mucho más que el de Mia y Ansel (a pesar de que Ansel fue un personaje que amé) ya que desde el primero momento se nota la química que hay entre ellos y lo bien que están juntos. Me encantaba cada vez que ambos personajes aparecían juntos en escena porque los diálogos eran geniales y relación tenía un toque especial que me ha enamorado. Además, el drama añadido del final no me ha sido tan dramático como me esperaba pero sí que me ha tocado el corazón, que es lo que me gusta que consigan conmigo los libros. En general, Traviesa criatura sensual ha sido toda una gran sorpresa para mí porque no me esperaba en absoluto que fuera a disfrutar tanto de esta historia y que mejorara entonces el pequeño chasco del primer libro.

Y por último, el final de la novela volvemos a lo mismo de siempre, es decir, se hace predecible hasta cierto punto. Eso sí, tengo que decir que los sucesos que van ocurriendo para llegar al desenlace ocurren a su debido tiempo y con una justificación que he visto muy acertada para la historia. Yo la verdad es que he disfrutado del final porque tiene lo que me gusta: un poco de drama bien llevado.

En definitiva, Traviesa criatura sensual es una novela que mejora por completo las expectativas que puedas llevar tras un primer libro de saga bastante flojito. Con unos personajes ingeniosos y sorprendentes, una trama que tiene de todo un poco y una pluma que vuelve a engancharme gracias a su simpleza y agilidad. Sin duda, el mejor de la saga hasta ahora.


¿Le daríais una oportunidad? ¿Habéis leído a la autora? 😊😊
¡Dejadme un comentario y os leo! 💕💕

9 jul. 2018

[Reseña] El proyecto de mi vida



Hacía ya tiempo que no se veía a Megan Maxwell por mi blog ¿eh? Pues aquí está mi opinión sobre su última novedad, la cual tras leer su sinopsis me dio la gran impresión de que la autora vuelve a lo que solían ser sus historias, más profundas y menos comerciales. Me llamó muchísimo la atención y en cuanto me llegó a casa dejé de lado alguna lectura y me puse con ella.

A Moment Between TwinsEl proyecto de mi vida nos cuenta la historia de Sharon, una reputada abogada que trabaja en el famoso bufete de su padre, Branon Sivon. Se ha comprometido hace muy poco con Hannibal, candidato a fiscal del Estado y tan adicto al trabajo como ella. Cuando un día, de repente, el padre de Sharon muere por un ataque al corazón no le queda más remedio que hacerse cargo del negocio y será entonces que entrará en escena Steven, el padre de Hannibal, para hacerle la vida imposible a Sharon, queriendo que la empresa se hunda. Y por si fuera poco, Sharon descubrirá que tiene una hermana melliza de la que no sabía nada y de la que tendrá que averiguar el porqué.


Branon volvió a sonreír y miró a su niña orgulloso de ella. Su ratita se había convertido en una preciosa y competente mujer y, con afecto, musitó mientras le acariciaba el óvalo de la cara:
—Si soy muy pesado en muchos aspectos contigo es porque te quiero y deseo que ames a quien te mire como si fuera magia… —Ambos sonrieron, y él asintió—. Ratita, quiero que seas feliz.
—Y lo soy gracias a ti.
—Grábate a fuego en tu mente eso que siempre te digo: no eres una mujer que necesite un hombre, sino la mujer que un hombre necesita.


Suele pasarme que a lo largo del año me gusta leer unas cuantas novelas de Megan porque siempre disfruto mucho de ellas al ser tan ligeras y sin muchas complicaciones. Sin embargo, en las últimas que ha ido publicando la autora he estado notando que no me llenaban como antes, las veía demasiado comerciales y se alejaban de lo que a mí me gustaba. Pues bien, con este nuevo libro tenía una pequeña esperanza y un palpito y al parecer he acertado. Esta historia es muy profunda y lo que más me ha gustado, sin duda, es que, esta vez, Megan se ha centrado en una relación entre hermanas y ha dejado de lado el romance habitual que predomina en sus novelas. Además no sólo se queda en esto sino que también mete en la trama muchos otros toques de misterio, pasado, celos, maldad... que harán esta historia mucho más adictiva e interesante. Megan Maxwell me ha vuelto a cautivar con su pluma coloquial que te hace acercarte un poco más a los personajes y sus historias. Y como siempre, la narración nos la encontramos en tercera persona para tener un punto de vista mucho más amplio, lo que nos ayuda a no perder ni un sólo detalle de la historia.

Vayamos ahora con los personajes:
Empezamos con Sharon, la protagonista de esta novela, que después de la muerte de su padre tiene que enfrentarse a una empresa que empieza a quebrarse por culpa del padre de su prometido y una hermana que aparece por sorpresa y de la que no ha sabido nunca nada. Este personaje tiene todo el prototipo de los personajes de Megan, es decir, una mujer con mucho carácter y fuerza, llena de ideales muy actuales y con una personalidad muy característica. He disfrutado mucho de ella porque durante toda la novela las decisiones que va tomando están muy acertadas con su desarrollo y, además, he tenido la sensación de que es muy real y cercana. Su desarrollo no es muy notable porque su personalidad y actitud es muy marcada y se mantiene en las páginas por lo que no le hacía ninguna falta.
Luego tenemos realmente a todos los demás personajes que conforman esta historia ya que tiene un papel importante en ella y no puedo entretenerme porque tendríamos una reseña eterna. Primero está Rachel, la hermana melliza de Sharon, que no aparece hasta bien avanzado la trama y ha sido un personaje que me ha gustado pero que no me ha llegado a apasionar porque me hacía falta conocerla mucho más. Después tenemos a Noah, un obrero que aparece en la vida de Sharon totalmente por casualidad y con el que sabrá lo que significa la palabra amor. Este personaje me ha dejado con muchas dudas porque está cogido con pinzas y no me ha terminado de convencer. Y por último os hablo de Hannibal y Steven, que se sitúa en el bando malvado de la novela. Es de los típicos personajes que odias cada vez que abren la boca. Sin embargo, con Hannibal hay más de una sorpresa.


—¿Por qué haces esto?
Noah, necesitado de sentirla, acarició con un dedo el óvulo de su cara.
—Porque tú también me gustas mucho, a pesar de ser de los Yankees. —Ambos sonrieron—. Y por una vez mi madre me dijo que si el plan A no funcionaba para enamorar totalmente a una chica que me gustaba, nunca debía olvidar que el abecedario tiene veintiséis letras más.
Sharon se carcajeó.
—Me haces reír.
—Y a mí me gusta que lo hagas.


La novela tiene casi quinientas páginas y vuelve a hacerse igual de rápida como cualquier libro de Megan Maxwell, al menos para mí. Cada capítulo se vuelve más adictivo que el anterior y prácticamente no te das cuenta de que vas pasando páginas y llegas al final. Además, dentro de la trama no paran de ocurrir una cosa tras otra, con algún que otro giro que hay por ahí. Yo me he metido de lleno en esta historia y he disfrutado mucho de ella, sin embargo, hubiera necesitado un poco de más desarrollo en ciertos aspectos como por ejemplo el romance que se crea entre Sharon y Noah, que me ha parecido muy pero que muy precipitado y metido con calzador. Es más, si la autora hubiera prescindido de él tampoco hubiera sido algo que se echara en falta porque hay otros temas con más importancia y protagonismo que ese, sin embargo, el romance es como un símbolo de la Megan. Y por otro lado, en mi opinión, el personaje de Rachel aparece en escena demasiado tarde y por lo tanto se me ha hecho un poco abstracto todo. Os cuento que dejando de lado esto,  El proyecto de mi vida ha sido una novela que ha hecho que vuelva a disfrutar de lo que era Megan Maxwell antiguamente.

Y por último, el final ha vuelto a dejarme con una sonrisa en la cara porque todo se resuelve de la mejor manera posible tanto para la trama como para los personajes y, además, con un montón de mensajes para reflexionar, como suele pasar con estas historias. Tengo ganas de leer mucho más y espero que la autora se haya planteado escribir un poco más sobre el personaje de Rachel, la hermana de Sharon.

En definitiva, El proyecto de mi vida ha sido una novela que me ha vuelto a conectar como antes con Megan Maxwell, una autora que me gusta por sus historias repletas de personajes reales y cercanos, tramas llenas de verdades y enseñanzas y una pluma tan coloquial como divertida. Sin duda recomiendo este libro para adentrarte en una historia que no deja indiferente.


¿Leéis a Megan Maxwell? ¿Os llama este libro? 😊😊
¡Dejadme un comentario y os leo! 💗💗