Espacios Espacios Espacios Espacios

11 nov. 2019

[Reseña] Como ver nevar al sol



No esperaba que fuéramos a tener una nueva historia de Alexandra Roma tan pronto y la noticia me llegó tan de golpe que fue una noticia increíble. En mayo publicó Ojalá siempre y ahora, en este mes de noviembre, nos presenta a Damien y Gabrielle así que, bueno, ya os imagináis mis ganas de poder tenerla y disfrutarla desde la primera palabra hasta la última. ¿Queréis saber qué me ha parecido? ¡Seguid leyendo para averiguarlo!    

Damien y Gabrielle
Como ver nevar al sol nos cuenta la historia de Damien y Gabrielle, dos personas totalmente diferentes, pero a las que el azar decide cruzar en una situación que los define. Ambos con sus propios problemas que los atormenta. Ambos con sueños por cumplir y esperanza que esperar a que llegue. Ambos descubriendo el apoyo que son el uno para el otro en un trayecto de autobús, un karaoke lleno de rimas y un vagón olvidado lleno de grafitis. Un viaje a través de los recuerdos donde las grullas de papel, el rap, la fotografía, la amistad y el amor se unen.


—Contigo
—Conmigo.
—Juntos —sentenciaste, y las pulsaciones se dispararon.
He intentado muchas veces ponerle letra a este momento y todavía no he sido capaz, ¿sabes? El instante en el que una palabra escapa de su significado en el diccionario y se convierte en algo más. Eres consciente de que da igual cuánta gente la utilice a lo largo de la historia, nunca serán capaces de crear un «juntos» similar.


Realmente, cuando empecé con esta novela, no sabía que iba a encontrar en ella. Me pasa que, con los libros de Alexandra Roma, voy a ciegas y confiando al cien por cien siempre. Y nunca decepciona, de verdad. Esta historia en concreto me ha tenido inmersa en ella durante toda la lectura. Los sentimientos que Gabrielle y Damien desprenden a lo largo de las páginas son increíbles y hacen que ames a los personajes desde el principio y sin remedio. Además, me ha encantado como, dentro de la trama y para el desarrollo de esta, se hacen tan importante las palabras de todo el que aparece y los escenarios, en concreto aquellos que pueden ser tan simples como una parada de autobús y que, además, se convierten en lugar de confidencias y descubrimientos. Luego, a todo esto, ayuda muchísimo que la pluma de la autora sea tan única y especial, capaz de transmitir en una pequeña frase tantísima emoción contenida. Seguiré alabando su forma de narrar una historia romántica porque pocos libros me han llegado a marcar tanto como los de Alexandra Roma. Siempre hay algo en ellos que los hace totalmente diferentes al resto a pesar de tener sus propios clichés.

Vayamos ahora con los personajes principales de la novela: 
Empezaremos por Damien, más reconocido por Tiger Ocean, quien desde muy pequeño no ha tenido una vida fácil, pero ha sabido rodearse de las mejores personas. Con ellas se descubrirá a sí mismo y el amor lo recibirá con las manos abiertas. Con este personaje es muy sencillo encariñarse desde la primera página en la que lo conoces, sin embargo, son los pequeños detalles que se nos va dando de él lo que hace que, página tras página, ese cariño pase a ser amor puro. Un chico con muchas batallas libradas, tanto con victorias como derrotas, una personalidad llena de luz y color. Es impresionante ir viendo como el personaje va evolucionando poco a poco y con tanta reflexión y sabiduría. Me ha sorprendido muchísimo y lo guardo como un tesoro.
Y luego tenemos a Gabrielle, quien rodeada de una buena familia encuentra el verdadero significado de esta junto a sus hermanas, Julie, Damien, Gavin, Eva... Este personaje me ha gustado también muchísimo dentro de la historia, pero, si tuviera que elegir entre los dos, no tendría más remedio que quedarme con Damien. Gabrielle es una chica que se va adaptando a todo lo que le llega en la vida. Lo hace siempre con miedo, pero con esperanza y esto es de los más valioso que me quedo de ella. Su valentía. Da, además, ese toque más alegre a la novela y su evolución también está tan presente como la de Damien. No es de mis protagonistas favoritas de la autora, pero su espacio en mi corazón lo tiene.


—Conozco el amor y… no lo es. Ni se le parece.
¡Desde luego que no! El amor estaba ahí, congregado en la cocina, vagando entre nosotros muy cabreado por que no le hacíamos caso.


Este libro cuenta con casi cuatrocientas páginas y tengo que decir que, al principio, se me hizo un poco cuesta arriba meterme de lleno en la historia porque no sabía ubicarme del todo. Además, me puse con él en una semana en la que me estaba adaptando a mis prácticas de la universidad y apenas podía leer casi nada por lo que era aún más complicado terminar de asentarme. Ahora bien, en cuanto me puse con la novela en serio, disfrutando de ella, fue como la seda, pasando páginas sin parar. Los personajes se te meten en la piel y su historia te va atrapando de lo bien escrita que está. Es más, me quedé tan enganchada a ellos que lo terminé de leer en prácticamente un día. Luego, en cuanto al romance me he ido enamorando poco a poco de él porque Alexandra nos va dando momentos muy especiales, tanto de relación romántica como de amistad o familiar, que no he podido parar de marcar para el recuerdo. Sin duda, el desarrollo de la relación entre los personajes se nota que está escrita desde el corazón y que está muy bien pensada para que el lector quede impresionado. Damien y Gabrielle, con su historia, ya tienen parte de mi corazón (los demás personajes de la autora tienen más cachitos) y va a ser muy difícil sacarlos de ahí y olvidarme de ellos.

Y ya, para terminar la reseña, el final de la novela, como siempre me pasa con las historias de la autora, no tengo ni idea el camino que va a llevar. Me sorprende con cada página que voy pasando al leer y de ellas voy sacando muchos mensajes que se quedan conmigo por lo mucho que significan dentro de la trama y para los personajes. Además, cada vez que cierro uno de sus libros me quedo con la sensación de que la literatura tiene poderes curativos. Me reavivan.

En definitiva, Como ver nevar al sol es una novela que se nota que está escrita desde lo más profundo del corazón y que se ha puesto en ella toda la ilusión del mundo. Escrita con una delicadeza y una pasión desmedida, con unos personajes que cobran vida con cada palabra que pronuncian y una trama que nos enseña que se puede ser muy feliz si te rodeas de las personas correctas y te quieres a ti mismo. Tenéis que conocer a Damien y Gabrielle y enamoraros de su historia.


¿La habéis leído? ¿Os llama la atención? 😍😍
¡Dejadme un comentario y os leo! 💖💖

7 nov. 2019

[Reseña] Ébano



Después del final con el te deja Mercedes Ron en Marfil (tenéis la reseña aquí), las ganas de tener este final de bilogía eran inmensas. Además, fue con la historia de Marfil, con la que comencé a leer a la autora y, aunque no haya sido de mis libros favoritos, sí que me sorprendió y enganchó demasiado. Así que tenía la esperanza y las expectativas de que Ébano estuviera a la altura. ¿Queréis si finalmente lo estuvo o no? ¡Seguid leyendo!

Me va a ser difícil contaros un poco acerca de esta segunda parte sin desvelar nada importante del anterior, pero aun así voy a intentarlo. Ébano nos continúa narrando la historia de Marfil desde exactamente el mismo momento en el que terminó el primer libro. A pesar de que su vida ya estuviera dando un cambio radical, ahora dará un giro de ciento ochenta grados y la chica delicada y mimada que era antes se va a tener que transformar en una mucho más madura y fuerte para poder sobrellevar todo lo que estar por venir. Además, enamorarse no estaba entre sus planes más inmediatos, sin embargo, Sebastian se cruzó en su camino sin remedio. ¿La peor parte? Que él esté muy implicado en los grandes cambios de la vida de Marfil lo va a hacer todo mucho más complicado. ¿Será el amor capaz de resistir al mayor de las adversidades? 


—¿Le pones mi cara al saco?
Se detuvo, cogió la toalla para pasársela por la frente y luego se giró hacia mí.
—Le pongo tu cara a mis sueños nocturnos, elefante.
Me detuve un segundo, consiente de que acaba de ponerme colorada.
—Seguro que en ellos te saco de quicio igual que ahora… —Intenté evitar su mirada mientras me acercaba a la barra de estiramientos y me ponía a calentar.


Ya en la presentación de Ébano en la Andalucía Reader Con me quedé con la premisa de que esta segunda parte iba a ser muy intensa y que, además, iba a tocar temas delicados. Eso hizo que me dieran aún más ganas de leerla por lo que cuando me llegó a casa no pude evitar leer el prólogo. ¡Y vaya prólogo! Esta segunda parte, para empezar, se aleja mucho de lo que es la primera. Con esto me refiero a que el romance que yo fui a buscar en Marfil ahora se queda en escenas muy tensas y misterio por doquier... con un poquito de romance, sip. Y bueno, esto no quiere decir que no me haya gustado. Al revés. Mercedes Ron ha conseguido que este final haya superado las expectativas que yo llevaba con este libro. Me ha tenido pegada a sus páginas con una trama muy bien hilada y escrita y con unos personajes que evolucionan muchísimo, sobre todo el femenino. La verdad es que ha sido una gran absoluta sorpresa. Y hasta aquí. No quiero contar más de la cuenta porque deberíais ser vosotros quien descubrierais todo lo que esconde Ébano así que poco más que añadir.

Vayamos ahora con los personajes de esta segunda parte:
Empecemos con Marfil, quien ha tenido que madurar a pasos forzados desde que la secuestraron y devolvieron sin un solo rasguño. Además, se ha enamorado de su guardaespaldas, quien no parece corresponderla. Con este personaje tuve mis dudas en la primera parte porque había ocasiones en las que llegaba a comprenderla y aceptarla, pero en otras se volvía una chica muy mimada y caprichosa. Pues bien, en esta segunda parte podemos ver perfectamente el cambio que da la protagonista y todo lo que ello conlleva. Para mí ha sido todo un acierto en desarrollarla de esa forma porque le da mucha más fuerza y credibilidad al personaje. Así que, una vez terminada la bilogía, puedo decir que ha sido un personaje que me ha gustado.
Y luego tenemos a Sebastian, quien tener a Marfil en su vida para protegerla le va a suponer más de un dolor de cabeza. Sin embargo, lo que también empieza a ocurrir es el nacimiento de sentimientos hacia ella. Algo que no debe pasar. Este personaje os dije anteriormente que lo que me fallaba era lo poco que sabíamos de él y lo superficial que se me quedó. Tenía la esperanza de que esto fuera diferente en esta segunda parte y finalmente no ha sido así. Sigo teniendo esa misma sensación de poca información sobre él, salvo que haría lo que fuera por Marfil. Es por ello que su desarrollo me ha parecido mucho más pobre que el de Marfil y me no me he quedado satisfecha con Sebastian.


—No lo hagas —me pidió suplicándome con la mirada—. Eres demasiado especial para perder la vida por alguien como él.
Sentí que mi corazón se aceleraba y me entraron ganas de abrazarlo.
—Todas somos especiales, Sebastian… Se merecen que esto acabe.


Esta segunda parte cuenta exactamente con el mismo número de páginas que su anterior. ¿Curioso verdad? Pues bien, si ya Marfil me tuvo inmersa y muy enganchada a sus páginas, Ébano no se queda para nada atrás. Es más, y en mi opinión, este final de bilogía se me ha hecho aún más adictivo debido a toda la tensión que hay durante la trama del libro y que hizo que fuera pasando las páginas sin apenas darme cuenta. Los capítulos, por otra parte, son muy cortos y en ellos hay algo que se descubre o que te anima a seguir leyendo por lo que esto es un plus más a la hora de avanzar. Luego, en cuanto al romance que hay en esta segunda parte, tengo que decir que me ha gustado mucho más ya que conocemos un poco mejor a los personajes. Sebastian ya no es tan hermético y saca a relucir sus sentimientos más a menudo lo que implica escenas mucho más memorables con Marfil. Ahora bien, tampoco es que haya una relación muy romántica porque la trama de la novela se centra en otros temas más específicos pero la verdad es que, las pinceladas que podemos encontrar me han gustado mucho.

Y ya, para terminar, decir que el final es lo que creo que se me ha quedado cogido con pinzas. ¿Por qué? Porque todo se resuelve de una forma demasiado favorable para los protagonistas. La autora ha querido seguir por el camino de la tensión hasta el final y lo ha llegado a resolver muy deprisa para mi gusto. Aun así, no está mal del todo y hay por ahí una pareja que queda en el aire y que estoy segura que en un futuro van a tener su propio libro (o eso espero). ¿Seguiré leyendo a Mercedes Ron? Sin ninguna duda. Sabe cómo enganchar al lector con una historia simple, pero con su propio toque.

En definitiva, Ébano ha sido un final de bilogía que, para mí, sí que ha estado a la altura de mis expectativas y puedo llegar a decir que ha superado a su primera parte. Todo gracias a una trama llena de tensión y temas muy interesantes que han sido bien llevados, unos personajes que evolucionan con cada página y una pluma adictiva desde el principio.


¿Habéis leído a Mercedes Ron? ¿Y esta bilogía? 😉😉
¡Dejadme un comentario y os leo! 💗💗