Espacios Espacios Espacios Espacios

[Review] No respires

20 ene. 2017








Fecha de estreno: 2 de septiembre de 2016
Duración: 1h 28min
Dirigida por: Fede Alvarez
Reparto: Stephen Lang, Jane Levy, Dylan Minnett…
Géneros: Terror, Suspense



TRÁILER AQUÍ




¡Hola a todos! Hoy os traigo una entrada diferente y que, además, hacía mucho tiempo que no hacía en el blog. Os voy a contar mi opinión sobre esta película de terror pero que para mí ha sido más de tensión que me miedo. Por si no lo sabéis, no me gusta demasiado leer libros de este género pero en películas es mi favorito por encima de las películas románticas. Curioso, ¿verdad? Esta película la vi con mis padres en casa porque todos somos muuuuuy fan del género y esta nos ha gustado mucho y quería dárosla a conocer 😉

En resumen, esta película trata, según Sensacine: Tres jóvenes planifican a la perfección cada robo que realizan en los chalet que asaltan. Ahora han encontrado el objetivo perfecto: la vivienda de un multimillonario ciego que podría sacarles de la delincuencia para siempre. Cuando entran, atacan al inquilino. Pero, tan pronto como intentan huir de la casa, los roles se cambian y los adolescentes se encuentran luchando por su supervivencia contra un peligroso psicópata. 


De primeras yo no sabía de qué iba esta película porque a mi, con que me digas que hay una película de terror por ver ya me tienes deseando verla. Sí que es verdad que no le tuve absolutamente nada de expectativas porque no es que las últimas películas de este género hayan sido una maravilla. Es más, aquellas que prometen ser la que te dejará trauma de por vida son las que menos me gustan y las que más malas me parecen.

Pues bien, empecé a ver No respires y el comienzo me pareció un poco, por no decir bastante, lento. Yo veía que la historia no avanzaba y que todo lo que se nos contaba me dejaba indiferente ya que se alejaba de lo que era la verdadera trama de la película. Sin embargo, todo cambia en cuanto los tres protagonistas entran a robar a casa de este hombre ciego. Ahí es donde todo se desmadra y empieza lo que realmente me tuvo pegada al sofá.

Resultado de imagen de don't breathe
Si tengo que describir la película con una palabra sería tensión. TENSIÓN, sin lugar a dudas porque me tuvo el corazón encogido durante todo el tiempo sin dejarme un descanso. Los tres chicos entran en la casa con intención de robar el dinero y largarse, cosa que parecería bastante simple por el hecho de que el dueño es ciego, pero lo que no contaban era que este, desde que atropellaron a su hija, se había vuelto un psicópata que además había sido soldado en la guerra de Siria y que no  le sienta muy bien que se aprovechen de él para robarle.

Luego el final me ha parecido muuuy bueno porque realmente no sabes cómo va acabar, o qué va a pasar con los protagonistas o el hombre ciego. Es un final, que por lo que he estado investigando, está teniendo muchas impresiones porque al parecer hay un final alternativo que te deja un poco descolado pero esto solo se ve en la versión en Blurray así que lo demás hemos visto un final acorde con la película pero que impresiona.

Ha sido, en general, una película que he disfrutado muchísimo, con unas actuaciones muy buenas pero que de entre ellas me quedo con el actor que hace del hombre ciego porque hacer ese papel ha tenido que ser muy duro... Y de verdad, me borraría la mente cada vez que quiera verla de nuevo para poder sentir esa tensión en el cuerpo como la primera vez porque ha sido una sensación que hace mucho tiempo que no había tenido y que me ha encantado experimentar.

Si sois fans de este género o queréis verla por mera curiosidad os la recomiendo al 100%. Y por supuesto, si la veis, tenéis que decirme qué os parecido, tanto por aquí en el blog o por Twitter, el cual tenéis mi dirección en la barra derecha del blog jejejejeje



¿Qué os ha parecido la entrada? ¿Habéis visto la película? ¿La veríais? 😁
¡Dejadme un comentario y me lo decís! 💗


[Reseña] El noviembre de Kate

16 ene. 2017



Cuando pedí este libro a la editorial no sabía exactamente que me iba a encontrar en él pero le di una oportunidad por lo mucho que me lo han recomendado y por todas las buenas opiniones que he leído sobre él. Este fue de las últimas lecturas que hice en el año y que me ha gustado descubrir por poder enamorarme de una historia muy enternecedora.

Kate, nuestra protagonista, vive sola, tiene un trabajo que poco le llena y por el que se desvive todo los días a pesar de los malos modos que tiene su jefe de tratarla. Su familia no se encuentra cerca de ella y no ha tenido una relación con un chico desde que lo dejó con su última pareja. Lo que verdaderamente ella disfruta es poder ir los viernes al mismo bar de un hotel y charlar con un viejo amigo. A Kate le sale un pequeño trabajo en la radio no remunerado pero que tiene que ver con lo que ella estudió por lo que acepta. Ahora, después de grabar en la radio los viernes sigue yendo al bar donde conocerá a un grupo de chicos que ocupan siempre la misma mesa, pero sobre todo a Don, ese chico que se queda prendado de ella y de sus bufandas largas.

Un romántico no es un tipo que te lleva a cenar a un restaurante con poca luz y te regala flores. Un romántico es un apasionado rebelde que desafía tempestades y grita por encima de los acantilados y la niebla.

Este es un libro que pega muchísimo leer en esta época, con un buena taza de chocolate caliente y mantas, muchas mantas, porque la misma historia te crea un ambiente totalmente invernal del que no querrás salir hasta terminarlo. Además, está contada desde los puntos de vista de ambos protagonistas lo que nos da a conocer la trama desde varias perspectivas y podremos conocer a fondo las personalidades de Kate y Don, que me han parecido personajes muy buenos y bien construidos que crean una historia que, investigando un poco, se denomina "feel good", lo que es conocido en español como buen rollo. Y lo que también me ha llegado a gustar mucho es que la trama amorosa de ellos dos no es al uso, no es a lo que estamos acostumbrados de empalagosa y rosa, sino  más en el sentido amplio de la palabra.

Kate es una chica que la tristeza forma parte de su vida diaria como un complemento más. Se refugia entre capas y capas de ropa y ni si quiera es consciente de los aislada que esta del mundo y de las personas hasta que una tormenta hace que Don tenga que llevarla a su casa, y es allí donde verdaderamente se encuentra a gusto y no tan perdida. Un personaje que he visto muy evolucionado a lo largo de toda la novela y que me ha impresionado más de lo que llegué a pensar desde un principio ya que la vi como un personaje muy débil y con poco sentimiento.
Luego tenemos a Don, ese chico que arrastra un dolor por la muerte injusta de un gran amigo. Esa rabia contenida que lo lleva atormentando toda su vida hace que no aprecie los pequeños momentos que su familia le regala y que para mí han sido una auténtica maravilla. Además, vive empeñado en no querer salir de su zona de confort y vivir más pero la llegada de Kate será para él un soplo de aire fresco que le cambiará muchos aspectos de su rutina. Un personaje que me ha enamorado desde el principio por esa personalidad tan especial y que he visto un gran cambio a ese despertar de su persona como alguien totalmente nuevo.

Nunca he sido hábil con las metáforas, pero recuerdo con certeza de esa primera vez que vi a Kate que pensé que me había quedado dormido y estaba soñando con ella. Todo lo que rodeaba a Kate en aquel tiempo era justo así, como un sueño.

Esta historia no es para nada una novela de la que esperarse mucho. Ni giros, ni misterios, ni momentos que te dejen sin aliento pero, sin embargo, lo que sí puedes encontrar es una historia sencilla con la que poder disfrutar de una buena tarde de frío, que te tendrá enganchada a sus páginas por la manera que tiene tan especial de escribir al autora. Describe escenas que me han parecido mágicas y lo une a una faceta de los más adorable y humana de los personajes, lo que hace que consiga sacarme una buena sonrisa. No es un género en especial que pueda gustarle a todo el mundo pero yo he llegado a disfrutarla mucho por lo que si tienes ganas de leer una buena historia y descubrir a unos personajes de lo más especiales, te la recomiendo.

Y por último, el final me ha parecido una maravilla que me ha dejado con muchas ganas de más. De más de la historia, más de los personajes, más de los consejos del padre de Don y más de las tortitas de los sábados. Una buena forma de acabar una novela preciosa que no creí que me iba a gustar tanto como lo ha hecho y de la cual estoy segura que releeré alguna que otra vez para encontrarme de nuevo con esta peculiar historia.

En definitiva, El noviembre de Kate es un libro del que esperaba poca cosa pero que me ha acabado enamorando demasiado gracias a una trama simple pero escrita de una manera que atrapa y unos personajes muy distintos que han sabido ver lo bueno que tiene el otro. Totalmente recomendada para pasar una tarde sin salir de casa ni apartarte de sus páginas.


¿Lo habéis leído? ¿Os llama la atención?
¡Dejadme un comentario y os leo! 💗