Espacios Espacios Espacios Espacios

15 oct. 2017

[Reseña] Buscándote a ti



Ya había leído a Jennifer Probst anteriormente con su serie Casarse con un millonario, lo que no recuerdo es si la leí al completo o no. A pesar de ello fue una autora que me sorprendió con su historia y que me llegó a gustar mucho, por lo que cuando vi este libro nuevo suyo entre las novedades tuve que hacerme con él. Además, tenía muuuy buena pinta y ha acabado gustandome mucho más de lo que me esperaba.

Segunda parte de la serie.
Buscándote a ti nos cuenta la historia de Kate, quien con sus mejores amigas monta en Verily una agencia de citas llamada Kinnections. Esta agencia cuenta con algo muy especial ya que Kate tiene un don que ha pasado por su familia de generación en generación y que ayuda mucho a que el negocio sea todo un éxito. Cuando una pareja empieza a ir más en serio Kate disimuladamente los roza y si recibe un pequeño calambrazo de ellos la relación durará toda la vida. Sin embargo, por ahora solo le ha servido para su trabajo y personas ajenas. En su vida privada sigue soltera y sin encontrar a nadie... hasta que en la agencia aparece Slade, abogado matrimonialista, que está empeñado en demostrar la falsedad del negocio para que no estafen a su hermana. Para ello, pedirá a Kate que le encuentre a su alma gemela pero lo que pasará es que Kate recibirá ese calambrazo con él así que, ¿cómo lo explicas a alguien que no cree en el amor que lo tiene delante de sus narices?


—¿Le provocas una descarga eléctrica a todos los hombres que tocas?
Kate se tensó.
—No sé a qué te refieres.
—Sí que lo sabes. No fue un beso normal. Fue algo más, y no quieres admitirlo.
Bingo. Otra vez ese encogimiento de hombros y otra vez la vio levantar la barbilla por la rabia.
—No vuelvas a besarme y no tendrás problemas.


Sabía que leer a Jennifer Probst con esta nueva novela iba a ser una apuesta segura. Es decir, tiene todo lo que me gusta en una historia y la autora ya me gustó mucho cuando leí otro de sus libros. En este caso nos encontramos con una trama un poco más peculiar de lo normal pero que a lo largo de las páginas se hace de lo más entretenida y divertida, cosa que me ha sorprendido gratamente. Tiene ese toque fresco y ligero que ha hecho que la lectura fuera totalmente adictiva y que no me pudiera despegar de ella. También, como algo normal dentro de este tipo de historias, encontraremos algún que otro tópico pero que, en cambio, no es predominante dentro de la trama ya que quedan eclipsados por esos toques más originales que tiene y que hacen esta historia mucho más especial. Además, todo se va viendo demasiado predecible conforme se avanza pero no ha impedido en absoluto que la haya disfrutado tanto. Como ya sabía que iba a pasar, la pluma de la autora me ha atrapado por completo y me gusta mucho que haya tantos diálogos y que las descripciones no sean tan extensas como para aburrir al lector. Y la narración está contada desde el punto de vista de Kate, nuestra protagonista, que gracias a ella la historia se hace mucho más ágil y constante. 

Vayamos ahora con los personajes de la novela:
Empezamos con Kate, la protagonista, quien ha heredado de su familia un extraño poder que hace posible que pueda saber si una pareja está destinada a estar junta para siempre o no. Gracias a esto lleva el negocio que creó con sus mejores amigas, una agencia de citas. A pesar de esto, ella no ha conseguido encontrar a su propia alma gemela pero el destino le pone en su camino a Slade, con quien siente el toque. Este personaje me ha gustado muchísimo dentro de la novela por toda la bondad que desprende, queriendo siempre anteponer a los demás. Incluso me ha fascinado el amor que le pone a todo lo que hace y lo mucho que ama a los animales. Una mujer independiente pero vulnerable, resignada a encontrar el amor. Es muy fácil empatizar con ella y cogerle mucho cariño. Sin duda, ha hecho que la historia sea mucho mejor.
Luego tenemos a Slade, un hombre de negocios con apenas tiempo para el amor. Ahora mismo su principal objetivo es tener controlada a su hermana y ahora que se ha apuntado a una agencia de citas teme que le rompan el corazón de nuevo por lo que decide apuntarse él también para desmantelarla. Allí conocerá a Kate, con quien experimentará unas descargas extrañas y unos sentimientos que nunca tuvo antes. Este personaje también me ha parecido muy bueno. Para mí, ha sido uno de los tópicos dentro de la novela pero que se olvida por completo conforme lo vas conociendo. Tiene un desarrollo increíble ya que podemos ver a un Slade mucho más encerrado en sí mismo al principio y otro totalmente abierto al final.


—No, no estoy casada.
—¿Kinnections no funciona en tu caso?
Levantó la barbilla antes de contestar:
—La verdad es que ningún hombre me ha querido lo suficiente como para pedirme que me case con él.
Se produjo un silencio palpitante.


El libro cuenta con sus casi trescientas cincuenta páginas y la verdad es que, aunque al principio pueden parecer un poco densas porque todo empieza de un modo muy introductorio, luego coge ritmo y la historia se lee prácticamente sola. Ayuda mucho que la relación de los dos protagonistas sea tan genial, sobre todo por esos tiras y aflojas tan divertidos que hay entre ellos y que en más de un momento me han sacado una carcajada y una buena sonrisa.  Kate y Slade son totalmente dos polos opuestos como mucha química que se atraen irremediablemente y por mucho que ambos lo intenten no pueden estar alejados el uno del otro. Además, me han encantado también los personajes secundarios que complementan la historia, como el perro que Kate adopta, las mejoras amigas de esta y su madre. En general, Buscándote a ti me ha parecido una historia de lo más original que ha hecho que una historia romántica se salga de los moldes.

Y por último, el final es de lo más predecible pero no esperaba nada fuera de lo común, la verdad. A pesar de esto ha sido una forma de acabar emotiva, llena de sentimientos, enseñanzas y sobre todo no podemos olvidar, de magia. Me ha dejado con muy buena sensación y estoy deseando poder leer las demás historias de esta saga, que seguro que no nos deja indiferente.

En definitiva, Buscándote a ti es una novela perfecta para desconectar de lecturas densas. Con una trama muy simple pero con unos toques originales que la hacen distinta a lo que estamos acostumbrados en la romántica. La pluma de la autora es adictiva y rápida de leer y los personajes lo hacen todo más llevadero y divertido.


¿Habéis leído a Jennifer Probst? ¿Os llama la atención esta novela?
¡Dejadme un comentario y os leo! 💕💕

11 oct. 2017

[Reseña] El día que dejó de nevar en Alaska



Alice Kellen es de mis autoras españolas favoritas desde que cada historia que leo de ella, historia de la que me enamoro hasta decir basta. Estoy pendiente de cada libro que va a publicar porque para mí es lectura obligatoria así que esta no podía ser mucho menos. Todo en ella me llamaba la atención y sabía que me iba a llegar al corazón. Y así ha sido porque Alice no decepciona nunca y leerla es sentimientos por doquier.

El día que dejó de nevar en Alaska nos cuenta la historia de Heather, una chica a la que todo parece irle mal y que huye a la mínima de cambio. Su último destino es un pueblo de Alaska, lejos de su casa. El mismo día que llega, gracias a un hombre, no se perderá por los grandes bosques. Ese hombre resultará ser John, su vecino que, además, se convertirá en su confidente el tiempo que esté allí. Heather tendrá que convivir con el frío glacial de allí, sin sus barritas Twix para poder sobrevivir y con el duro carácter de Nilak, su compañero en el bar donde ha conseguido trabajo, conocido por su fría personalidad. Heather está dispuesta a descubrir mucho más y escarbar en sus capas de hielo, sin embargo, él no está por la labor de ceder. Al final no les quedará más remedio que pasar tiempo juntos cuando Heather quiera correr junto a Caos, un perrito que no se separa de ella, y sea Nilak el único que pueda ayudarla. Cada uno tiene sus propias heridas difíciles de olvidar y que hará que el camino hacia el olvido sea mucho más duro. ¿Conseguirán ambos ser totalmente felices?


—¿Qué insinúas, Heather?
—Que estas roto. En pedacitos. Pequeños. Lo digo a trompicones y en voz baja, como si cada palabra me la arrancaran a la fuerza.
—Bien. —Toma aire— Sigue caminando.
Me esquiva y reanuda el paso.
—¿Eso es todo lo que me vas a decir?


Quiero empezar esta reseña diciendo que esta historia ha cumplido todas las expectativas que llevaba con ella (que no eran en absoluto bajas) y no me ha decepcionado en ningún sentido. Para mí, esta es la mejor obra hasta la fecha que Alice Kellen ha escrito y me quedo con los muchos momentos preciosos que me ha regalado. Esta historia es puro sentimientos hecho palabras, con unos personajes reales como la vida misma y creados con el máximo cariño posible que, además, esto se ve muy bien reflejado durante toda la novela. Se nota lo mucho que ha disfrutado la autora con ellos. Otra de las cosas que me han gustado muchísimo y me ha impresionado es, sin duda, la ambientación. Todo lo que podemos leer de Ivonik Lake deja muy poco a la imaginación porque está todo tan detallado e investigado que sientes estar allí mismo, con el frío calándote los huesos mientras contemplas los lagos congelados y unas vistas espectaculares. Para mí, la forma de escribir que tiene Alice Kellen es única y capaz de trasmitir muchísimo con muy poco. Con una simple frase es capaz de removerte entera de arriba a abajo. Luego, lo especial que tiene la novela es que está contada desde el punto de vista de Heather, exclusivamente en primera persona, algo que no es muy habitual en Alice pero que tras leer esta historia parece como si llevara haciéndolo toda la vida.

Vayamos ahora con una parte muy importante de la historia, los personajes:
Empecemos con Heather, nuestra protagonista, una chica que se traslada de San Francisco hacia Alaska como vía de escape a todo lo que estaba viviendo en ese momento y de lo que quería huir para empezar de cero. Allí conocerá gente nueva en la que tendrá que aprender a confiar y creer para poder estar a gusto, y la verdad es que se da cuenta de que no le cuesta debido a lo fácil que es abrirse y dejarse querer por lo demás. Este personaje me ha fascinado muchísimo desde la primera página que la conoces. Sí que es verdad que es de ella de quien sabemos más detalles al estar metidos en su mente durante toda la novela pero, en realidad, sigue siendo un personaje con sus grandes peculiaridades y con su sarcasmo como escudo protector, que se irá cayendo con el tiempo. Es más, poder ver ese momento en el que Heather se relaja y deja realmente ver su verdadero yo es digno de ver y presenciar porque cambia totalmente de personalidad y es una maravilla. Puedes llegar a identificarte con ellas en ciertos momentos muy fácilmente y su carácter me ha parecido fascinantemente complejo y muy bien trabajado.
Luego tenemos a Nilak, el chico de la novela, que trabaja en el bar donde también Heather termina con un puesto de camarera. Para Nilak no es gran agrado que Heather esté constantemente intentando acercarse más a él cuando su único objetivo es ser lo más distante posible con ella. Sin embargo, Heather tiene algo que remueve a Nilak por dentro y sabe que lo puede volver vulnerable. Este personaje es toda una sorpresa. La primera vez que aparece en escena es un chico demasiado duro y frío pero conforme vas leyendo puede ver como se le van cayendo las capas de las que está formado y que se empeña en tener. Había momentos que Nilak era tan duro con Heather e, incluso, consigo mismo que me hacían encogerme. A pesar de esto, y de que parezca que Alice Kellen ha creado un personaje odioso, Nilak es un amor y se le coge cariño con muchísima facilidad, entendiendo al final por todo lo que él también ha pasado y de todo lo que se escondía.
Yyyyy, hay otro personaje muy especial dentro de la novela, Caos, del que no os voy a hablar nada de nada porque necesito que lo descubráis por vosotros mismos ya que, para mí, es de lo mejor de la novela y él que le da mucho sentido a esta.


—¿En qué estás pensando? —pregunta.
Trago saliva sin dejar de abrazarlo.
—En cómo sería besarte.
—Joder, Heather.
—Lo siento. No tengo filtro.
—Es que… lo complicas todo
—¿Qué complico?
—Me complicas a mí.


Hasta ahora todos los libros que había leído de Alice Kellen se me habían hecho demasiado cortos, no sólo por lo adictivos que llegaban a ser, sino que además no contaban con muchas páginas y siempre ansiaba muuucho más. Cuando me llegó a casa este nuevo libro me emocionó que fuera un poco más extenso que los demás y que la historia tuviera muchas más páginas de las que disfrutar. Erroooooorrrr. Lo siento pero esta novela no te puede durar más de dos días en las manos. Es adictiva y capaz de meterte tan de lleno en la trama que apenas te das cuentas de que ya has llegado a la recta final y sólo te quedan los últimos capítulos. Todo está hilado de una forma que te atrapa por completo y, además, el romance que se crea entre Heather y Nilak es de estos basados en la confianza y el conocimiento del uno al otro. Lo he visto completamente real y a su debido tiempo desarrollado. Cada cosa que ocurría eran avances preciosos y emotivos que deseabas que llegaran con toda tu alma. Una pareja increíble dentro de una historia increíble que no sólo se centra en el presente sino que además nos deja entrever pequeños retazos de una historia aparte del pasado igual de intensa que esta. Sin duda, El día que dejó de nevar en Alaska me ha impresionado como no imaginé que podía hacerlo y asienta ese fanatismo que tengo por Alice Kellen y todas sus novelas.

Y por último, el final es el tipo de final que te calma por completo. Que te hace coger aire después de haberlo estado reteniendo durante todas las horas que has estado pegado a las páginas, emocionándote, riendo, sintiendo, soltando lágrimas de felicidad y de tristeza o coraje... Siempre me han gustado este tipo de finales pero que tengan ese toque especial es lo mejor y este lo tiene. Me ha dejado con una sonrisa muy tonta en la cara.

En definitiva, El día que dejó de nevar en Alaska es una historia de la que puedes esperar mucho pero de la que vas a recibir mucho más de lo que podrías llegar a imaginar. No sólo por lo bien escrita que está o lo bien que estén construidos los personajes sino también por todo lo que vas aprendiendo por el camino y todos los sentimientos que es capaz de crearte.


¿Habéis leído a Alice Kellen? ¿Os llama la atención este libro? 😍😍
¡Dejadme un comentario y os leo! 💕💕


Y entones entiendo por qué Sialuk piensa que nos parecemos.
Porque Nilak no es una capa, ni dos, ni tres.
Nilak tiene miles de capas.