Espacios Espacios Espacios Espacios

24 jun. 2015

[Reseña] Inconsciente




S.C. Stephens
608 páginas - Urano - 19€ - 9788415955009


Sinopsis

En los dos años que lleva de novia de Denny, Kiera cree que ha encontrado al hombre que siempre ha deseado. Cuando los dos se mudan a una nueva ciudad para empezar a vivir juntos, donde Denny encontrará el trabajo de sus sueños y ella se inscribirá en una universidad de alto nivel, todo parece perfecto. Hasta que un imprevisto obliga a la pareja separarse temporalmente. Kiera se siente confundida, necesitada de afecto, y lo busca en el lugar más inesperado: Kellan Kyle, estrella local de rock y amigo de Denny. Al principio, él se comporta como un amigo que puede reconfortarla, pero a medida que la soledad de Kiera crece, su relación con Kellan se vuelve cada vez más profunda. De pronto, una noche, todo cambia, y ninguno volverá jamás a ser el mismo. Ahora Kiera debe elegir entre el amor que siente por Denny y la pasión arrebatadora que le promete Kellan.

Opinión personal
(sin spoilers)

Inconsciente es el primer libro de una trilogía de S.C. Stephens. Decidí leer el libro porque me encanta la portada y la sinopsis, y además, había leído muy buenas críticas.

Relatado en primera persona, se nos cuenta una historia de amor, pasión, desengaño y fuertes sentimientos. Sentimientos que me han sorprendido, pues se han introducido en mi por la boca y se han asentado en mi pecho, haciéndome sufrir y sentir alivio, felicidad y tensión.

Me daba un poquito de rabia Kiera, aunque por otra parte comprendía sus sentimientos. Realmente es una chica que comete un gran error y, pese a tratar de solventarlo, no es capaz de solucionarlo. Su caracterización me ha parecido perfecta, una chica sencilla, con miedos, que se equivoca y es completamente humana, sufre por sus errores y trata de solucionarlo (como buenamente puede).

Denny sonrió; sus cálidos ojos también brillaban.
–Hola –Musitó.
–¿Qué…, por qué…, cómo…? – En mi confusión, era incapaz de formular una pregunta coherente.
Él apoyó la mano en mi mejilla y me enjugó una lágrima.
–Eres mi corazón –fue cuanto dijo.

Kellan es el líder de la banda D-Bags, y cuando se entera de que su amigo Denny necesita un sitio donde quedarse con su novia en Seattle, no duda en ofrecerle una habitación y a un precio que no puede rechazar. Pero cuando este se instala no puede evitar sentir cierta envidia por la preciosa relación que este mantiene con su novia Kiera. Cuando su amigo ha de marchar por trabajo estrecha su relación con ella, que además trabaja en el bar donde su grupo suele realizar las actuaciones. La cercanía que sentirá por ella irá en aumento hasta que una noche cuando llega a casa y la encuentra medio borracha y hecha un lío no duda en tomar lo que le ofrece, aunque ello le remuerda en cierto modo la conciencia.

Es una lectura cargada de emociones fuertes, un auténtico torbellino de emociones que nos cabreará y nos estremecerá casi a la par. Entenderemos a Kiera porque sabe que no lo está haciendo bien, que sin quererlo está haciendo daño a las dos personas que más quiere en el mundo y se recrimina constantemente por ello, pero al mismo tiempo nos volveremos locos al ver que es incapaz de poner su cabeza en orden y cortar de una vez con todo el daño consciente que le causa a Kellan cuando se tira a los brazos de Denny, así como el daño inconsciente que le causa a Denny cuando se encuentra con Kellan a sus espaldas. La infidelidad es un tema complicado y me ha sido imposible posicionarme en favor o en contra de uno u otro personaje. En algún momento de la lectura te posicionas a favor de uno y al minuto siguiente cambias completamente de opinión y así ocurre una y otra vez. En función del punto de vista todo parece cambiar conforme lees y percibes cada sentimiento.


Él cerró sus cansados ojos y respiró hondo antes de abrirlos.
−No debes hacerlo. Debes abrazar sólo a Denny. Es un buen chico y te conviene…Yo no.
−Tú también eres un buen chico.  −no pude evitar recordar cómo había llorado en mis brazos. Jamás había visto a nadie tan arrepentido por lo que había hecho.
−No lo soy −murmuró, y sin decir nada más salió de la habitación.
Toda la historia es muy ágil y con momentos muy tensos y pasionales. 

La pluma de S.C. Stephens es muy elegante y con una gran capacidad descriptiva, sobre todo en el aspecto emocional, muy necesario y fundamental para empaparnos en la historia y conmovernos. Las escenas poseen mucha tensión sexual y juegan siempre con el aspecto dulce y descarado por un lado, y el peligroso y pasional por el otro. Una buena mezcla. 
S.C. Stephens ha logrado cautivarme con esa prosa delicada pero directa, cargada de sarcasmo, toques de humor y reflexiones de lo más profundas. Los personajes, perfilados al detalle, se nos antojan casi reales y las lágrimas y sonrisas hacen de Inconsciente un libro digno de ser leído. 

El final es bastante cerrado y no sé cómo continuará la historia. Llegados a este punto siempre me da algo de temor y me pregunto si realmente es necesaria una continuación, incluso una tercera parte. Pero habrá que esperar a ver qué nos depara Imprevisible e Imprudente. De momento, esta primera parte me ha encantado y le doy el beneficio de la duda a S.C. Stephens con las próximas entregas en el loco e impulsivo romance entre Kellan y Kiera.


2 comentarios:

  1. ¡Hola!

    Aunque lo pones muy bien en la reseña, el tema no me llama demasiado ;(

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! hace tiempo que quiero leer este libro, me llama bastante.
    Mi blog está de sorteo, por si te animas a participar.
    Un beso.

    ResponderEliminar