Espacios Espacios Espacios Espacios

17 feb. 2019

[Reseña] Amigos y nada más



La saga Amigos de Ana Álvarez llega a su final, una serie de historias que me han acompañado durante bastante tiempo. He disfrutado de todas y cada una de las novelas (algunas más que otras) y ya tenía ganas de leer este último para poder conocer a su protagonista, que fue desde el principio el que más me picaba la curiosidad. Seguid leyendo para descubrir si ha estado a la altura de mis expectativas o no.

» bohemian family » bohemian life » natural living » free spirits » bohemian style » gypsy souls » living free » wild child » family adventures » elements of bohemia »Amigos y nada más nos cuenta la historia del último de los hermanos Álvarez: Javier. Este se separó de su familia y se fue a Estados Unidos para poner distancia entre él y el amor de su vida, Marta, quien acabó enamorándose de su hermano Sergio. Allí en América tiene un gran trabajo y una vida medianamente feliz, sin embargo, esto va a cambiar en cuanto conozca a Alice, su vecina, la cual ha sufrido malos tratos de su pareja. Javi se va a ofrecer a darle todo el apoyo que pueda, sobre todo, después de saber que está embarazada. Ambos van a empezar a sentir algo el uno por el otro pero Javi tiene aún muy dentro de sí a Marta y Alice quiere el cien por cien en la relación. ¿Podrá Javier dejar de lado lo que ya es pasado y centrarse en Alice?


—Pero sé, y ahora comprendo el porqué, que echas de menos a tus hermanos, a tus padres… Y que algún día querrás volver.
—Ahora tengo una mujer norteamericana y un hijo. Mi vida está donde estéis vosotros.
—Pero si algún día quieres regresas, solo tienes que decírmelo.
Javier clavó en ella sus ojos pardos cargados de emoción.
—¿Te vendrías conmigo?
—Te seguiría al infierno.


Tenía ciertas expectativas puestas en este libro porque desde el segundo el protagonista masculino me ha tenido muy intrigada y con muchas ganas de poder descubrir su historia. Pues bien, en cuanto me llegó a casa no tuve más remedio que ponerme con él porque no me aguantaba las ansias. Esta última novela de la serie tiene una trama de lo más interesante porque introduce el tema del maltrato de una forma muy delicada y muy bien contada que me ha tenido muy pegada a las páginas. Luego, se hace además muy fácil de leer desde el principio, como todos y cada uno de los libros anteriores. Y aun así, a pesar de todo esto, no he llegado a encontrar en esta historia lo que andaba buscando. Leía y me tenía muy entretenida pero había algo que me faltaba y que esperé durante todas la lectura. Puede que fuera un poco más de algo que me enterneciera o encogiera más el corazón, sobre todo, debido a las circunstancias que se nos cuentan. Por otra parte, de la pluma de la autora tengo que decir más bien poco porque no se sale de lo que ya conozco, es decir, una forma de narrar simple pero muy adictiva. Y en cuanto al narrador, tenemos una tercera persona que nos va a detallar profundamente los pensamientos de los dos protagonistas. Me he ido dando cuenta de que prefiero las primeras personas antes que las terceras porque tengo la sensación de que conecto más.

Vayamos ahora con los personajes de la historia:
Empecemos con Javier, el protagonista, quien se fue de su hogar para intentar olvidar al amor de su vida, que no le corresponde. Allí tendrá una vida tranquila pero no muy feliz. Puede que esto cambie cuando conozca a Alice. Este personaje es, como ya os dije, el que más gana tenía de conocer, sobre todo, por lo que gira a su alrededor: el desamor. Pues bien, no ha sabido convencerme del todo. Sí que me ha gustado en conjunto pero luego, tenía ciertos momentos en los que no llegaba a comprender porqué se comportaba así y no abría un poco más las miras. Esto me ha tenido muy frustrada durante el libro. Sin embargo, luego su personalidad es muy cariñosa y atenta, el típico chico con el que todas querríamos estar por lo querida que nos sentiríamos siempre. No sé, al final ha sido un ni fú ni fá dentro de la historia.
Y luego tenemos a Alice, quien es vecina de Javier y ha sido maltratada durante bastante tiempo por su pareja. Será Javi quien le dé un empujoncito para salir de adelante de eso. Este personaje me ha gustado mucho desde el principio porque a pesar de que se nos presenta como una chica muy débil e indefensa luego te vas dando cuenta de que no es así. Tiene un desarrollo impresionante y en todo momento me he sentido muy conectada y cercana a ella. Su historia me ha tenido en vilo el corazón. Su personalidad, además, es de una chica muy tierna y fuerte a la vez, capaz de sobrepasar cualquier cosa a pesar de no creérselo en casi toda la novela. Sin duda ha sido una sorpresa encontrarse con un personaje como este.



—Claro que lo sé. Y sé que, aunque él no existiera, Marta no me quiere a mí de la misma forma que yo a ella, pero en el corazón no se manda. ¡Ojalá pudiera olvidarla y enamorarme de nuevo, de Alice o de cualquier otra mujer!
—Abre tu corazón, Javier, y permite que la mujer de tu vida llegue. Pero tienes que dejar ir a Marta, mientras no lo hagas todo será inútil.


El libro no es de los más largos que tiene la saga a pesar de tener unas cuatrocientas páginas. Sin embargo, estas páginas se leen solas y sin apenas darte cuenta. La historia tiene una capacidad de atraparte impresionante y yo me la leí prácticamente en una tarde. Los capítulos se hacen muy ágiles porque son muy cortos y te animan a seguir leyendo. Y la autora sabe cómo desarrollar la trama para que quieras más y más. Luego, el romance que se crea entre los protagonistas tengo que decir que tiene cosas que me han gustado y cosas que no. Por ejemplo, el principio lo he visto bastante precipitado, sobre todo, desde el punto de vista de ella. También, todo el tiempo era avanzar un paso y retroceder dos, lo que me ponía a veces muy nerviosa. En cambio, sí que había partes en las que notaba que todo iba como tenía que ir, con el ritmo perfecto y unas escenas preciosas. En general, ha habido cosas que no me terminado de convencer pero ha habido otras que sí que la hacen una buena historia. Por lo que estoy ahí, ahí con la duda.

Y ya para terminar la reseña, el final de la novela y además de la serie me ha dejado con muy buenas sensaciones así que aspectos generales estoy contenta. Sí que es verdad que se veía predecible desde el principio, sin embargo, ha ido evolucionando de una forma muy correcta para lo que yo me esperaba y en las últimas páginas sí que he llegado a emocionarme por ver que el cierre era el perfecto para los personajes.

En definitiva, Amigos y nada más ha sido un cierre de una serie un tanto agridulce debido a que mis expectativas me han podido jugar una mala pasada. Con una trama que trata un tema importante y tratado con mucha delicadez, unos personajes que de los que esperaba más y una pluma que sigue en su línea y gustándome bastante. Y como valoración total de la saga, la recomiendo.


¿Habéis leído la serie? ¿Os gusta? 😏😏
¡Dejadme un comentario y os leo! 💕💕

15 feb. 2019

[Reseña] Egomaniac



Esta autora fue el año pasado para mí un gran descubrimiento cuando leí su otra historia publicada en España: Bossman. Me sorprendió mucho a pesar de que la historia estaba repleta de clichés y ahora que supe que publicaban una más no podía perdérmela, sobre todo, después de los comentarios que fui viendo por Goodreads, que la ponían muy bien. Pues bien, aquí tenéis mi más sincera opinión.

Egomaniac by Vi Keeland
Egomaniac nos cuenta la historia de Emerie, quien acaba de llegar a Nueva York para ejercer como psicóloga y para ello alquila un despacho en la gran manzana. Sin embargo, hasta que no llega Drew, un abogado matrimonialista muy mal hablado, para decirle que ese despacho es suyo no se percata de que la acaban de estafar todos sus ahorros. Sin nada de dinero, Drew se apiada de ella y la deja dar sus consultas allí a cambio de que sea su secretaria. Los tira y afloja entre ambos van a ser más que evidentes pero Emerie lleva enamorada del mismo hombre varios años... ¿Caerá ante los encantos de Drew?


Presionó la pantalla y procedió a denunciar el delito de intrusión en su despacho.
—Llamo para informar sobre un robo.
—¿Un robo? —Arqueé una ceja y miré a mí alrededor. Una solitaria silla plegable y la mesa a juego eran los únicos muebles en todo el espacios— ¿Qué estoy robando exactamente? ¿Sus ansias de victoria?
Modificó la denuncia.
—Allanamiento de morada… Llamo para informar de un allanamiento de morada en el 575 de Park Avenue —Se detuvo para escuchar a su interlocutor —No, no creo que vaya armado. Pero es grande… Muy grande. Más de uno ochenta… sí, mucho más.
Sonreí.
—Y también soy fuerte. No se olvide de decirles que soy muy fuerte. ¿Quiere que flexione el brazo para que lo vea?


A pesar de que sabía que podía encontrarme con una historia cortada con los mismos patrones que muchas otras la empecé con unas expectativas bastante altas y la verdad es que tenía bastante miedo de que metiera el batacazo. Sin embargo, este temor se fue yendo muy rápido en cuanto leí las primeras páginas y desde entonces no pude para de leer. La trama es bastante simple y bastante explotada, en cambio, tiene un toque muy característico que le da la autora y que la hace totalmente distinta y adictiva. Está llena de comentarios inteligentes, divertidos, pícaros... que me han tenido muy metida en la historia, sin poder soltarla. Además de ligera, la pluma de la autora me ha vuelto a conquistar, como ya lo hizo con su anterior novela. Tiene una forma de narrar los acontecimientos muy ingeniosa y llena de diálogos que aportan mucho a la novela, sobre todo, para poder conocer más a los personajes. Luego, la narración usa un doble narrador ya que son los mismos Drew y Emerie quienes nos van a dar sus puntos de vista de esta historia. Me ha encantado leerla de esta forma porque los dos personajes son muy diferentes.

Vayamos entonces a conocer a esos personajes, ¿no?
Empecemos con Emerie, quien se traslada a Nueva York para poder estar cerca del hombre del que está enamorada. Para ello alquila un despacho pero no todo sale como esperaba: le han estafado todos sus ahorros y ahora está sin nada de dinero. Este personaje ha sido genial desde la primera página hasta la última. Es muy fácil conectar e incluso sentirse identificado con ella por su personalidad tan dulce e inocente. Sin embargo, en cuanto van pasando las páginas podemos ver cómo se desarrolla y nos encontramos con una mujer de armas tomar y capaz de todo lo que se propone. Ha sido toda una sorpresa porque no esperaba que fuera a ser así.
Y luego tenemos a Drew, quien después de un viaje se encuentra a Emerie en su despacho. Le tocará informarla de que le han estafado. Por no dejarla en la calle decide dejarla quedarse a cambio de que sea su secretaria a la vez que pasa consulta. Este personaje también es de lo mejor de la novela, sobre todo, por esa actitud con desparpajo y sin pelos en la lengua que te tiene riendo toda la novela. Es un cliché con patas pero la autora ha sabido perfectamente llevárselo a su terreno para que nos quedemos prendadas de él sin ningún esfuerzo.


—Ni siquiera insultas como una neoyorquina…
—¿A qué te refieres?
—Que lo pronuncias perfectamente. Hi-jo de pu-ta.
—¿Y cómo debería pronunciarlo?
—Todo seguido, acortándolo y quitando la preposición: «joputa».
—Joputa —repetí.
—Suena rígido. Debes practicar más para que suene natural.


El libro tiene un poco más de trescientas páginas pero realmente parecen muchas menos. Se lee de una forma increíblemente rápida y ni siquiera te das cuenta de que has llegado al final. Yo me lo he llegado a leer en un día, o creo que algo menos de lo mucho que me he metido de lleno en la historia y en los personajes. Los capítulos se hacen muy amenos y ágiles gracias a esos dos puntos de vistas y a que no son demasiado extensos. Y si a eso le añadimos una pluma que sabe perfectamente como engancharte y qué temas ir tratando, esta novela te tiene más que en el bolsillo. Ahora bien, en cuanto al romance que se va creando en la historia tengo que decir que me ha encantado desde la primera páginas, sobre todo, por lo pasos que va dando, que no se precipitan ni se hacen aburridos. Ambos personajes, desde el principio, tiene una innegable conexión que va siendo cada vez más y más grande hasta que llega a estallar. Desde entonces encontramos unos tiras y afloja que no pondrán las emociones a flor de piel. Esto ha sido sin duda, otra de las partes que mejor ha sabido sobrellevar la autora a la hora de escribir esta historia.

Y ya, para terminar, el final de la novela se ve bastante predecible pero a la misma vez muy disfrutable. Tiene un poco de todo, no es demasiado precipitado y después de cerrar la última página se te queda una sensación muy buena en el cuerpo y con ganas de saber mucho más de los personajes, sobre todo, después de ese epílogo.

En definitiva, Egomaniac es una historia perfecta para disfrutar de la mano de unos personajes muy bien construidos, una trama simple pero con toques muy especiales que la hacen diferente y una pluma que sabe atraparte con mucha diversión, intensidad y romance en todas sus páginas. Leer a Vi Keeland se ha convertido, sin duda, en una apuesta segura.


¿Lo habéis leído? ¿Y a la autora? 😆😆 
¡Dejadme un comentario y os leo! 💗💗