Espacios Espacios Espacios Espacios

11 jun. 2018

[Reseña] Cantos de una sirena



Toca despedirse de otra protagonista más de Rachel que deja huella y muchas enseñanzas por su paso. Sabemos que quedan muchas más historias por descubrir en un futuro pero cada vez que se cierra una de ellas es como un pequeño pellizco. Si aún no habéis leído a esta autora no sé a qué estáis esperando, de verdad. Os dejo por aquí la reseña al primer libro para ver si consigo convenceros 😉 (pincha aquí)

Cantos de sirena continúa la historia de Ariel, Eric y Sebas justo por donde la dejamos en la parte anterior, aunque tenemos un salto de tiempo de un mes. En ese periodo muchas cosas han cambiado en la vida de estos personajes y van a tener que hacer frente a muchas cosas más. Ariel va a tener que saber dónde están sus límites para poder controlarlos y, sobre todo, superarlos. Eric sigue anclado en un pasado que no le hace nada bien y que tendrá repercusiones en aquellos a quienes más ama. Y Sebas va a tener que tomar una decisión que lo cambiará y lo alejará de todo aquello que lleva tanto tiempo con él. ¿Podrán enfrentarse a todo lo que está por llegar? ¿Serán el amor y la amistad lo suficientemente fuerte para ello?


—Espera, ¿qué…?
Sobre su almohada, la que ha usado esta noche para dormir hay un post-it de color rosa.

Tu perfecta imperfección.
Es lo que más me gusta de ti.

Reconozco que esperaba encontrar una disculpa, aunque quizás esta confesión me ha gustado un poco más.


Lo primero que noté cuando empecé esta bilogía es que Ariel es quien iba a suponer un punto de inflexión bastante grande en las novelas de Rachel. En el primero libro, no es hasta los agradecimientos cuando llegas a darte cuenta de todo lo que la autora ha dejado reflejado en las páginas; en cambio, en este segundo todo se intensifica y se vuelve mucho más consciente. Volveré a decir que me parece una valentía enorme poder reflejar algo tan personal en una historia para que podamos aprender de ello, y es que eso es lo que hace esta bilogía: darte muchos consejos y reflexiones con a una trama y unos personajes que se vuelven reales con cada palabra. Ariel es más que un retelling de La Sirenita pero la verdad es que he disfrutado de cada detalle y cada descripción de este libro. Rachel Bels ha vuelto a conseguir darnos una historia para disfrutar y sentir desde el primer momento. Su pluma nos acerca, irremediablemente, a todo aquello que quiere transmitir y, además, será capaz de dejarnos sin escapatoria. El narrador será, en este caso de nuevo, Ariel como el principal y Eric y Sebas como esporádicos dentro de la novela. Ariel es un personaje que me gusta muchísimo pero tener el punto de vista de otros personajes es un plus que siempre gusta.

Y ahora vayamos con los personajes
Empecemos con Ariel, ese personaje que ya me dejó totalmente enamorada en el primero libro y que en este se ha visto totalmente reforzado y mejorado. Sí que es verdad que su personalidad se vuelve mucho más sombría y apagada pero se ve totalmente justificado dentro de la trama e incluso aprendí a quererla de esa forma. Luego, poco a poco,  podremos ir viendo como esto va a ir cambiando para descubrir todas sus facetas posibles, desde la más fuerte hasta las más vulnerables, todas ellas llenas de intensidad. Para mí ha sido un personaje que evoluciona muchísimo a lo largo de las páginas y que se proclama como mi favorito por todo lo que soporta y afronta para poder llegar a ser feliz.
Luego tenemos a Eric, quien se llevó una gran parte de mi corazón al ganarme por completo con su personalidad tan dulce. Pues bien, en esta continuación vamos a encontrar al mismo Eric que ya pudimos conocer pero, en ciertos momentos, con una actitud totalmente diferente y más cambiada que hará que lo veamos con otros ojos. Esto no quiere decir que el personaje no me haya gustado, al revés, he llegado a apreciarlo mucho más y he lo he disfrutado mucho. 
Y para terminar tenemos a Sebas, quien en esta última parte no tiene mucho protagonismo pero en aquellos momentos en los que podemos disfrutar de él se hace bastante de notar y tiene mucha relevancia dentro de la historia. Me hubiera gustado saber mucho mucho más de él porque es un personaje increíble pero la verdad es que comprendo que la historia esté centrada en Ariel y Eric. Espero poder saber más de Sebas en un futuro.


¿A ver cómo cojones hago esto sin que me dé un infarto? Intuyo que no voy a tener mucho tiempo para pensar sobre ello, porque viene directa a por mí, corriendo literalmente hasta saltar entre mis brazos para quedarse colgada de mi cuello.


Esta segunda parte cuenta con un poco más de cuatrocientas páginas. Es más corto que el anterior pero sigue siendo igual de intenso. Es más, de por sí Diario de una sirena ya te deja con unas ganas inmensas de seguir leyendo tras el final por lo que coger su continuación se hace extremadamente fácil y adictivo. Tampoco cuesta mucho adentrarse en la trama porque se nos pone un poco en contexto en el comienzo, lo que siempre viene muy bien si hay mucho tiempo entre lectura y lectura. Los capítulos no son ni muy cortos ni muy extensos así que no se hacen para nada pesados e incluso la alternación de personajes lo hace todo mucho más interesante. Luego, por otra parte, la relación entre Eric y Ariel va a llevar su propio ritmo y será una montaña rusa en toda regla. Esto me ha mantenido en vilo durante toda la novela porque no sabía, en ningún momento, qué podría llegar a ocurrir. A pesar de esto, el romance, como siempre, me remueve por dentro y me hace tener todo tipo de emociones. Así que, en general, Cantos de una sirena ha sido una novela que ha cerrado una bilogía que ha dado mucho de sí y que se merece todo el éxito que está teniendo.

Y por último, el final es lo que siempre más disfruto de las novelas de Rachel. ¿Por qué? Porque además de darnos un cierre que es perfecto para cada uno de los personajes de la historia nos deja muchas reflexiones y enseñanzas para que siempre las tengamos presentes en nuestra vida. Poder sacar algo de valor de una novela es de lo más bonito que nos da la literatura Cantos de una Sirena, para mí, supone tener siempre algo que recordar e interiorizar. 


En definitiva, Cantos de una sirena no es sólo una historia de amor más. Cantos de una sirena nos abre los ojos, nos hace pensar y reflexionar, nos hace darnos cuenta de los imperfectamente perfectos que somos... Cantos de una sirena cierra una experiencia personal muy valiente y llena de sentimientos y emociones inolvidables con, además, unos personajes que dejan huella.


¿Leeréis esta bilogía? ¿Habéis leído a Rachel? 😍😍
¡Dejadme un comentario y os leo! 💕💕

6 comentarios:

  1. ¡Hola guapa! Le tengo unas ganas horribles a esta bilogía pero todavía no me he hecho con ella. No sabía que la autora había utilizado experiencias personales para transmitirlas además de sus reflexiones en el libro, punto positivo que se lleva.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Por ahora no entra en mis planes de lectura pero no lo descarto del todo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! Me llama muchísimo la atención esta historia, espero poder leerla en algún momento

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Yo me leí la trilogía de Tiger Rose y al principio pensé, otra novela romántica, pero luego te das cuenta que es mucho más. Seguro que le doy una oportunidad a esta bilogía. Besos

    ResponderEliminar
  5. La portada me atrae como cantos de sirena 😉 no es mi género pero me lo llevo por si acaso, nunca se sabe 🤗

    Besitos 💋💋💋

    ResponderEliminar
  6. Hola ¡
    Es una segunda entrega que está teniendo buenas opiniones…me gusta lo que te hace reflexionar la historia, los personajes tan cercanos como parecen.
    Me gusta como los definistes a ellos, principalmente a Ariel y Eric, pero sin lugar a dudas me quedaría con ella, con Ariel.
    Y si el primero te gustó, esta segunda parte no baja en intensidad….tengo que conocer la pluma de esta escritora,sí,sí,sí!
    Te lo comparto en redes
    Un besito
    Otro Romance Más

    ResponderEliminar