Espacios Espacios Espacios Espacios

23 jun. 2019

[Reseña] Todo lo que somos juntos



Creo que nunca se me ha hecho tan larga la espera desde la publicación del primer libro de una bilogía hasta el segundo como lo ha sido esta. De febrero a abril solo hay un poco más de dos meses pero se me han hecho eternos. En cambio, la espera ha merecido totalmente la pena y hoy os traigo por fin mi opinión sobre la última parte de la bilogía Deja que ocurra de Alice Kellen, una de mis autoras favoritas españolas de romántica.

“Ella clavó la vista en el horizonte y nos quedamos allí, en silencio, contemplando las suaves ondulaciones de las olas y el mar bañado de la luz del final del día. Y como siempre que Leah estaba cerca, aquel atardecer fue diferente. Único. Intenso.”Han pasado muchas cosas desde el final de Todo lo que nunca fuimos (tenéis la reseña aquí) y ahora en Todo lo que somos juntos la historia de amor entre Leah y Axel continúa pero no será tan fácil como nos gustaría. Ambos han reflexionado mucho y han madurado aún más, sus caminos están empezando a tomar rumbos totalmente diferentes y una sola decisión puede cambiarlo todo para siempre, tanto para bien como para mal; tanto para unirlos como para separarlos. ¿Podrá el amor sobrepasar todo lo que les está por venir a Leah y a Axel o dejarán que, simplemente, ocurra?


Él era la punta de las estrellas.
Que pinchaba. Que dolía.
Pero otros días…
Era la curva de la luna,
su sonrisa, su boca.
Y el calor del sol. Su luz.
Yo recorría todas esas líneas,
perdiéndome entre sus vértices,
temblando al encontrarme en él.


Cuando terminé de leer esta segunda parte creo que me embargó la emoción total del momento y fue por eso que en Instagram le puse sin dudar las cinco estrellas redondas a esta historia. En cambio, ahora que ha pasado tanto tiempo desde la lectura hasta este momento en el que estoy aquí escribiendo la reseña, he ido pudiendo darme cuenta de algunas cosas que me han hecho ver que no ha estado tan a la altura como su anterior, aunque haya disfrutado mucho de ella. Por una parte la trama se hace mucho más monótona y lineal, haciéndome falta ese algo más que me tuviera el corazón en un puño como me ocurrió en el primer libro. Luego, entiendo que la autora quiso darles a los personajes una continuación que reflejara la madurez y el desarrollo de estos, sin embargo, en algunos momentos creo que ellos mismos se distanciaban mucho de lo que eran realmente al comienzo de la bilogía (dejando de lado ciertos temas). Aun así, y con todo esto que os cuento, volver a leer a Alice siempre es una maravilla porque sabe expresarse como muy pocas autoras saben y además es muy capaz de hacerte tener las emociones y sentimientos a flor de piel, con esa delicadeza increíble. Y bueno, ya como narradores seguimos teniendo a Leah y Axel con sus dos perspectivas, lo que nos deja entrever todos los puntos importantes de la novela.

Vayamos ahora con los personajes principales:
Empecemos con Leah, quien la vida no se lo está poniendo nada fácil para ser feliz. En cambio, tomar cierta decisión hará que esto cambie por completo, haciendo por fin sus sueños realidad. ¿O no? Este personaje ya comenté en la reseña del primer libro que me pareció muy bien trabajado y con una profundidad asombrosa, incluso llegué a decir que pecaba de dramatismo. Pues bien, en este libro las cosas han cambiado mucho, tanto para bien como para no tan bien. Leah se ha desarrollado mucho como personaje pero a la vez he sentido en algún que otro momento que se distanciaba de sí misma. Aun así, me ha gustado mucho porque me ha parecido muy real, con sus propios errores. En cambio, si tuviera que quedarme con alguna de las dos, me quedaba con la Leah del primer libro, aquella que me llegó muy dentro por todo a lo que se enfrentó.
Y luego tenemos a Axel, quien va a tener que sufrir también las consecuencias de tomar decisiones que no ha pensado con claridad. Todo esto le va a costar mucho y por el camino puede que se encuentre a sí mismo. Este personaje ha sido el que más me ha gustado de la novela, sin duda. Tiene un mensaje que transmitir precioso y ha sabido llegarme a la perfección. Su evolución a lo largo de las páginas me parece brillante y sus reflexiones internas se han llevado más postits de los que os podéis imaginar. Toda una sorpresa. 


—¿De verdad vas a ponérmelo tan fácil?
Sus ojos me atravesaron. Temblé.
—Sí. ¿Y tú a mí?
—¿Yo? Yo siempre te lo puse fácil…
—Que equivocada estás, Leah.


Esta última parte de la bilogía cuenta con casi cuatrocientas páginas, más o menos el mismo número que el primero. Y, claramente, me ha vuelto a pasar lo mismo que con el primero, es decir, que me lo he ventilado en prácticamente un día. Con Alice Kellen siempre es así y va a seguir siéndolo con cada novela que escriba. Tiene una forma de atraparnos con su maravillosa forma de escribir que desde que coges el libro es imposible soltarlo hasta que lo acabas. Además, sus capítulos son tan ligeros y amenos de leer que esto te incita a seguir y seguir pasando páginas. Y ahora, en cuanto al romance de esta continuación tengo que decir que me quedo, sin duda, con el del primer libro. Esto no quiere decir que este no me haya gustado, simplemente que la intensidad la he visto un poco más floja y esperaba un poco más de los momentos entre los personajes de Leah y Axel. Para mí, este libro es una segunda parte necesaria, sobre todo después del final del anterior, pero creo que el nivel no ha estado tan a la altura de mis expectativas. Eso sí, sigue siendo Alice Kellen y sigue siendo una de mis autoras españolas favoritas de romántica. No puedo no recomendaros estos libros.

Y ya para terminar, el final de la bilogía creo que sí que está a la altura de lo que yo esperaba. El cierre me dejó con muy buenas sensaciones y los personajes tienen exactamente lo que merecen después de todo lo que han ido superando. Además, el epílogo me pareció precioso y muy diferente a lo que estamos acostumbrados en este tipo de historias por lo que quedé aún más enamorada si cabe.

En definitiva, Todo lo que somos juntos es una última parte de la bilogía Deja que ocurra, que nos cuenta, de la mano de unos personajes mucho más maduros y desarrollados, una historia sobre las segundas oportunidades, la importancia de las decisiones y reflexiones, las dudas... y, sobre todo, el amor. Escrito además con una delicadeza que enamora y emociona, Alice Kellen vuelve a regalarnos magia en estado puro.


¿Habéis leído esta bilogía? ¿Y a Alice Kellen? 😍😍
¡Dejadme un comentario y os leo! 💕💕

3 comentarios:

  1. La biología está en casa, por las niñas, pero yo no me he animado con ellos todavía, siempre lo dejo todo para el verano pero luego me faltan meses 😁😁😁

    Besitos 💋💋💋

    ResponderEliminar
  2. Este libro me ha gustado pero un poquito menos que el primero.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! ^^
    Pues me alegra ver que te ha gustado tanto, porque tengo las expectativas muy altas con esta bilogía. He oído hablar muy bien de ambos libros, y ya estoy deseando ponerme con el primero. De este verano no pasa.
    Besos!

    ResponderEliminar